Elegía Irreverente

Madre María

madre maría

dónde enterraste a tus hijos
Allá en el campo

un viento frío

mece las parvas.

La noche oscura

vela tus ojos

grazna el murciélago.
Por más que busques

zarzas y espinas

cierran tu paso.

La lluvia lava

la insomne tumba

-mármol y bronce-
Madre María

tus hijos duermen

bajo los brotes.

Suelta el rosario

de cuentas rugosas

no más plañidos ni rezos.

Ya no supliques

misericordia

que no hay infierno

Está la Tierra

Está la Tierra

Está la Tierra.

Está el Cielo,

está el Cielo

está el Cielo.

Pero el Infierno

es sólo un sueño

de hombres cobardes.

Bajo la tierra

todos dormimos

el mismo sueño.

 

Santiago Idiart

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s