Latido

Esa noche Calvo salió del trabajo muy cansado, con la joroba marcada tan solo por una mala posición. Reacomodó su espina dorsal con un estiramiento, mientras se despedía de aquella oficina, seria y oscura. Al salir, la noche estaba pintada de estrellas e iluminada por la luna llena, se escuchó un aullido, volteó a su… Leer más Latido