S.O.S.

La vieja barca pesquera flotaba inerte y silenciosa, sólo se escuchaba el canto de los cetáceos en la oscuridad infinita. A Max hoy le parecían angustiosos, como si la manada gritara de terror alejándose despavorida. La temporada iba tan mal que no pudo contratar ayudantes y tuvo que pescar solo. Comenzó a llover, Max se… Read More S.O.S.