Aníbal 5

“Aníbal 5 no es un robot, ni un androide, ni un mutante, Aníbal 5 es un cyborg.
Un cyborg es un ser humano normal, como usted, al que se le han injertado en el cuerpo toda clase de pequeñas maquinas y dispositivos para aumentar sus poder al infinito. Mañana ¡Gracias a la ciencia moderna, también usted podrá ser un cyborg!”
 (Nota aclaratoria que aparecía detrás de la portada de la historieta Aníbal 5)

El término cyborg (acrónimo en inglés de cyber (cibernético) y organism (organismo), organismo Cibernético) fue acuñado en 1960 por los científicos Manfred E. Clynes y Nathan S. Kline para referirse a un ser humano mejorado que podría sobrevivir en entornos inhóspitos o extraterrestres.
“Un cyborg es esencialmente un hombre-máquina en el cual los mecanismos de control de la porción humana son modificados por medicamentos o dispositivos para que el ser pueda vivir en un entorno diferente al normal”.

En la escena literaria, el escrito Edgar Allan Poe ya había tocado la figura del hombre-máquina . En “The Man That Was Used Up” (1839), al describir a su personaje John A. B. C. Smith como un héroe de guerra con un cuerpo compuesto de múltiples prótesis. Algunos años después En 1908 el escritor francés Jean de la Hire presenta a Nyctalope, el alter ego de Léo Saint-Clair (para algunos el precursor del superhéroe moderno y también tal vez el primer cyborg literario) en la novela “L’homme qui peut vivre dans l’eau” (El hombre que puede vivir en el agua). Aunque sería hasta 1911 en la novela Le Mystère des XV conocida también como “The Nyctalope on Mars”, cuando el héroe dotado de un corazón y otros órganos artificiales que le servían para aumentar su rendimiento tomaría un papel protagónico.

En los comics existían antecedentes de este tipo de héroes: “Robotman” de DC en los 40´s, o los japoneses “Cyborg 009 y 8 man” a inicios de los 60´s, aunque no sólo como héroes, también aparecían en el papel de villanos como los personaje de DC “the Brain” y  “Metalo” en los 50´s y 60´s.

En octubre de 1966 el excéntrico artista multidisciplinario Alejandro Jodorowsky, que en alguna ocasión en entrevista a Juan López Moctezuma declarara: ” el comic une lo auditivo a lo óptico, lo literario a lo pictórico, es como una unión de las artes”, tendría su primer experiencia en el mundo de la historieta. Bajo el sello de Temporae, una editorial subsidiaria de Novaro creada en 1964 que se dedicaba a la publicación de cómics con temática adulta producidos en México, como “Doctor Mortis”, “Gracias, doctor” o “el Monje Loco”, Jodorowsky unió su talento al del destacado ilustrador Manuel Moro, para dar vida a Aníbal 5, un comic de ciencia ficción adelantado a su época al menos a lo que se acostumbraba publicar en aquellos años en México.

En él se narran las peripecias de un humano modificado artificialmente para realizar peligrosas misiones al servicio de la A.L.A.D. (asociación latinoamericana de defensa); el arsenal que guarda en su cuerpo este paladín de la justicia, iba desde un receptáculo óseo para proyectiles atómicos, los cuales puede disparar por los dedos, un regulador cardio-pulmonar para resistir presiones estratosféricas y submarinas, radio receptor en el lóbulo y una placa bajo el paladar para lanzar todo tipo de gases, entre otros varios aditamentos.
El personaje principal Aníbal 5 basaba su apariencia física en la del actor Jorge Rivero quien aparecería junto a bellas actrices como Maura Monti o Isela Vega en algunas portadas de las seis entregas de las que contó la serie.

Sus títulos fueron: “Amenaza de las mujeres topo” ,”Las cinco muertes de Aníbal 5″, “El cementerio de los satélites”, “El hombre-mujer”, “La risa del canguro” y “Las momias románticas”. A largo de estos seis títulos el héroe del dueto Jodorwosky/Moro enfrentaba a villanos emanados del grupo terrorista “Interterror”, como el barón De Sader,  malvado fabricante de androides femeninas con las cuales buscaba suplantar a todos los humanos en “amenaza de las mujeres topo”. En el siguiente episodio “Las cinco muertes de Aníbal 5” De Sader seria ayudado por una no muy brillante gorila amaestrada llamada Medea para dirigir un grupo de animales en una infructuosa búsqueda de conquistar el continente africano. De Sader convertiría a Medea en una bella mujer en “El cementerio de los satélites” donde su diabólico plan se basa en robar los restos de Napoleón, Gengis Kann, Hitler , Atila y Al Capone, para traerlos nuevamente a la vida a partir de sus cenizas, es de destacar que al final de este episodio una máquina maligna en un trance autodestructivo recita unas líneas del largo poema “Muerte sin fin” del tabasqueño José Gorostiza. En “El hombre mujer” Aníbal 5 es transformado en mujer para combatir a un ejército de salvajes feministas que planean destruir el cuartel de A.L.A.D. ubicado en la ciudad de México, bombardeándose desde el cielo como autenticas kamikazes lideradas por una nueva villana: La Capitana Sara.

En “La risa del canguro” conoceremos tal vez al villano más fascinante de la serie: el padre Supremo, un anciano hombrecillo con complejo de Edipo y con graves problemas existenciales vestido con un ridículo traje de marinerito, que vive en el saco marsupial de su madre co-dependiente llamada Venus, una mujer gigante a la que su hijo le niega el descanso de la muerte para que lo ayude en su plan de conquistar al mundo , ¿Cuál es este plan? apagar el sol y obligar a los humanos a convertirse en vampiros.

“Las momias románticas” sería sin saberlo la ultima historia de Aníbal 5, el padre supremo rapta a fray Clavel, un santo ermitaño con una bondad que empalaga, para extraerle su melcochosa bondad e intentar ejecutar el paradójico plan de utilizar la bondad al servicio del mal, utilizando esa bondad extraída a fray Clavel concentrada en píldoras para revivir momias putrefactas que se irán apoderando del mundo.

Para contrarrestar la amenaza que supone el mal disfrazado de bondad, la A.L.A.D. se valdrá de la maldad para restaurar el bien. Durante este episodio descubrimos la razón del porqué el numero cinco acompaña al nombre de Aníbal: “El anti planeta del interterror” era el nombre de la siguiente entrega, anunciada para la imprenta pero que no llegó a publicarse, la serie se canceló a pesar de la buena acogida que había tenido la historieta en México y en los países de Europa y América en donde se comercializó De manera abrupta y entre rumores de censura por parte de la iglesia terminaba así la primer aventura de Jodoworosky en el medio del comic.

Durante estos seis números el dueto Jodowrosky/Moro lograron dotar a su creación de un fuerte sello de originalidad, abordando o sugiriendo temas polémicos, valiéndose de argumentos que seguramente en su época fueron considerados por algunos “puras mariguanadas”, utilizando para ello recursos como romper la cuarta pared en el transcurso de la narración, con diálogos en donde participan ambos artistas como personajes, dando como resultado un comic altamente crítico y creativo que ayudaba a prefigurar los alcances futuros de Alejandro Jodowrosky en la novela gráfica.

A principio de los años 90´s Alejandro desenterraría al personaje de Aníbal 5 insuflándole nueva vida, apoyado por ilustrador francés George Bress con quien ya había trabajado en el comic “El lama blanco”. El héroe ahora llamado Aníbal cinq fue un éxito en el mercado europeo donde fue lanzado, lógicamente el personaje y las tramas habían sufrido algunos cambios, por ejemplo el lado sexual de la historieta que asomaba tímidamente en su versión original de los 60´s, en donde las lúbricas recompensas que recibía el personaje sólo aparecían de manera sugeridas, explotaba con furia en la nueva versión del héroe.

Lastimosamente su versión original fue quedando en el olvido como tantas otras cosas de la cultura en México.
Afortunadamente la revista Belcebú y la editorial Samsara, uniendo esfuerzos anunciaban en 2017 que editarían en un tomo compilatorio las seis entregas de Aníbal 5 publicadas originalmente por Temporae.

La edición incluye unas notas introductorias y un epílogo de Mauricio Matamoros Durán con reveladores datos, así como una entrevista a la ex esposa del maestro Manuel Moro que nos ayudará a entender mejor la obra de estos dos artistas y los problemas a los que estos se enfrentaron. La publicación es de un gran valor histórico, recuperando un episodio fundamental, no sólo del comic mexicano sino mundial que seguramente servirá para combatir esa amnesia colectiva, tan arraigada en México que Mauricio menciona acertádamente en su introducción.

Viajemos un poco en el tiempo junto a Aníbal 5, y aprovechemos para apoyar este excelente tipo de iniciativas…¡No se van a arrepentir!

Gabriel Carrillo

Anuncios

Un comentario sobre “Aníbal 5

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s