Entrevista a Wilum Hopfrog Pugmire

Hoy les traemos las retorcidas palabras del Rey y Reina de los nuevos mitos de Cthulhu, el Señor Wilum Hopfrog Pugmire, un ser tan radical en sus historias como en su persona.
Aclamado por compañeros escritores -como nuestro Maestro S.T. Joshi y Laird Barron- así como por miles de fanáticos de su ficción, la cual no es solo un “revival” de los mitos, sino una nueva visión del universo Lovecraftiano en una manera muy original, donde los personajes victorianos con una actitud punk y mucho atractivo sexual deben lidiar con situaciones espeluznantes que el mismo H. P. Lovecraft habría considerado brillantes y pavorosas.
Wilum creció en Seattle, Washington; sumergido en la iglesia mormona, para la cual en algún tiempo fungió como misionario en Irlanda. De ese periodo en Europa, Wilum recuerda la correspondencia que intercambió con Robert Bloch y la influencia que dichas cartas tuvieron en su decisión de convertirse en escritor.
Y ahora, muchos años después y cientos de relatos de Horror y Ciencia Ficción -inspirados en Lovecraft y en su propia vida- tenemos a Wilum Hopfrog Pugmire aquí mismo y para ustedes; el escritor, el fanático, la diva, el punk… ¿Qué es Wilum? Quizás lo descubramos en esta entrevista…
Así que, sin más preámbulo, disfrutemos las palabras… De Boca del Loco.
Círculo Lovecraftiano & Horror: Wilum, gracias por el honor de darnos la oportunidad de tener ésta entrevista. ¿Cómo fue para ti crecer en la escena de Seattle de los años 60s? Entre el movimiento Beat y el Teatro de Pesadilla, ¿qué estaba haciendo el joven Wilum?
Wilum Hopfrog Pugmire: Fui un verdadero niño monstruo en los 1960´s. Me disfrazaba del monstruo de Frankenstein y caminaba en el vecindario. Era un ávido fanático de FAMOUS MONSTERS OF FILMLAND, y quería ser un actor de películas de horror cuando fuera un adulto. Conseguí un trabajo en el cual me disfrazaba de vampiro y caminaba por el “Museo Fantástico de Jones”, y nunca me perdía un episodio de “Dark Shadows”.
CL & H: ¿Cómo fue tu encuentro con la literatura de H.P. Lovecraft?
W.H.P.: El hombre que vivía en frente de mi casa, era un vendedor de discos y siempre recibía discos gratis. Dos de esos discos -los cuales me regaló- eran audio libros de historias de H.P. Lovecraft narrados por Roddy McDowell y David McCallum. Y después mi “fanzine” de horror favorito –Gore Creatures– hizo una edición completa dedicada a HPL.
CL & H: Cuando creaste el Valle de Sesqua (donde muchas de tus historias suceden), ¿lo hiciste pensando en que fuera tu propio Arkham o tu propio Idaho? ¿Algo así como un lugar que fuese el reflejo de la vida de Wilum quizás?
W.H.P.: Cuando creé el Valle de Sesqua, era sólo un escenario que podía usar en mi ficción de los Mitos. Me basé en la ciudad cercana de North Bend y su majestuoso Monte Si. Al pasar de los años, creo que el Valle se ha convertido en mi representación del sentimiento de ser un foráneo. A diferencia de los lugares de Lovecraft, Sesqua es un lugar de extravagante actividad supernatural.
CL & H: Tus historias son de gran influencia Lovecraftiana, pero muy originales. Y tiendes a insertar una vibra sensual/sexual en ellas que funciona muy bien en toda su extensión. ¿Crees que las historias de Lovecraft -quizás si hubiese vivido más cercano a nuestros tiempos- habrían funcionado mejor si hubiesen contenido esta clase de connotaciones?
W.H.P.: Creo que las historias de Lovecraft son maravillosas como son. Son extraordinarias porque pueden ser admiradas por una variedad de razones por toda clase de gente. Para mí, las historias de Lovecraft son eternas y cercanas a la perfección.
CL & H: Hablando de sexualidad, en el universo de Lovecraft, vemos que muchos autores que dicen ser influenciados por el Maestro, trabajan muy bien sus historias con sexo en ellas. Alan Moore es uno de ellos. ¿Por qué crees que H. P. L. no usaba estos temas en sus trabajos?
W.H.P.: Yo creo que Lovecraft no tenía ni un menor ni un profundo interés en el sexo. Ciertamente como autor a él no le importaba el sexo de manera superficial (aunque hay algunas profundas vibras psicológicas/sexuales en sus personajes de grotescas mujeres). Su tema principal se centra en la indiferencia cósmica hacia la humanidad.
CL & H: ¿Cómo ha sido para ti el ser un escritor Travesti en el mundo de autores de horror? ¿Fue difícil al principio encajar en un mundo literario que a pesar de pretender ser más abierto a los autores femeninos, a las autoras feministas y a los novelistas gay, parece seguir por siempre dominado por la cultura del escritor macho?
W.H.P.: Yo no me destapé como “Queer” cuando recién comencé a escribir, y mi entera personalidad era Lovecraftiana. Incluso después de que salí del closet, no utilicé mi sexualidad en mi trabajo demasiado; y cuando lo hice, estaba más obsesionado con el erotismo “venenoso” al estilo Wilde/Baudelaire, que en el explícito sexo tradicional. He escrito muy poco en el estilo de “horror erótico”.
CL & H: ¿Por qué utilizas a Nyarlathotep como el “jefe” recurrente en el Panteón de Dioses en tus historias? ¿Cuál es la fascinación que tienes con él?
W.H.P.: Nyarlathotep me ha fascinado por siempre. Tiene una esencia de poder y de catastrófica perdición, y es inexplicable por su variedad de formas. Puede ser utilizado como una figura fantasmagórica, como un personaje semi humano, casi como cualquier cosa. Cuando me lo imagino, también tiene para mí un aspecto sensual cercano a lo sexual. Yo no podría resistirme a su depredación.
CL & H: ¿La música tiene alguna influencia en tus historias? Pareciera que así es, ya que tiendes a explorar ambientes con temática punk/rock en tu ficción. ¿Y de dónde prefieres obtener tus ideas, un buen goth metal o un agradable jazz sucio?
W.H.P.: Utilizo la música muy frecuentemente en mi ficción, y eso lo copié de H. P. Lovecraft. La música y el sonido es un elemento vital en su trabajo. Yo amo todo tipo de música -clásica (es lo que escucho en mi auto), country (mi padre era un vaquero, así que crecí escuchando música country en el radio), Elton John (mi interprete favorito) y después, el punk de los 80´s. Además, era un chico gay que adoraba sus álbumes de comedia musical como “Annie Get Your Gun” y “My Fair Lady”.
CL & H: ¿Cómo funciona tu proceso de trabajo? ¿Eres el tipo de escritor disciplinado que tiene un esquema de “cosas que hacer” o sólo te dejas llevar por tu vida y dejas que fluya por sí misma?
W.H.P.: No tengo disciplina de escritor, y para mí no llega fácilmente. Soy muy flojo y la única forma en que puedo escribir es si encuentro una idea que realmente me guste y que crea que DEBO convertirla en una historia. Casi nunca hago notas, pero puedo escribir un largo bosquejo y después mecanografiarlo hasta dos veces.
CL & H: En este mundo de ficción de horror, no es muy común tener un escritor Queer, pero menos común uno que sea practicante de la fe Mormona. ¿Eres un creyente total, o la fe es algo que te da confort en estos tiempos atribulados?
W.H.P.: Mi padre era mormón y me crió en la fe. Fui excomulgado por 25 años cuando salí del closet como un Queer, pero me mantuve como creyente durante todos esos años. A pesar de que dejé de acudir a la iglesia. Soy un creyente total, aunque probablemente nunca pueda llegar a ser un sacerdote o entrar al Templo de los Santos de los Últimos Días. Yo amo el libro Mormón y lo leo frecuentemente, creo que fue inspirado por la palabra de Dios al igual que la Torah/Biblia. He sido célibe desde 1985 (por convicción personal), y vivo con un guapo Latino a quien jamás he besado.
CL & H: Ayúdanos terminando ésta corta historia: Bret Easton Ellis, Chuck Palahniuk y W.H. Pugmire entran en una tienda de pistolas y barbería en el Este de Texas…
W.H.P.: Bret y Chuck escogen pistolas de su elección y las usan para destruir a Pugmire, librando así al mundo de un mal misterioso.
CL & H: ¿Para ti qué es el horror?
W.H.P.: El horror es una pasión y una identidad. Mi amor por el horror está anclado en lo gótico, en el pasado y en la oscuridad. Es un mal que seduce y que me atrae hacia él. Quiero abrazarlo, beberlo, fornicarlo. Quiero usarlo en mi cara como una máscara y aterrar al mundo.
CL & H: Dinos algo de Wilum Hopfrog Pugmire que nadie sepa.
W.H.P.: Mi comida favorita es la sopa de elote, las enchiladas de pollo y las enormes barras de dulce.
CL & H: ¿Tienes algunas palabras finales para tus fans mexicanos del Círculo Lovecraftiano & Horror?
W.H.P.: Muchas gracias por leer mis historias, y espero que algún día tengamos una edición en español de mi trabajo. Que Dios los bendiga.
Verdaderamente esperamos tener la oportunidad de contar con las historias de W.H.P. publicadas en español pronto. Gracias al Sr. Wilum Hopfrog Pugmire por éste maravilloso tiempo con el Círculo Lovecraftiano & Horror, esperamos que ustedes queridos lectores hayan disfrutado ésta entrevista tanto como nosotros disfrutamos haciéndola.
Si quieren saber más de los muchos aterradores trabajos de Wilum, sigan el enlace que adjuntamos a continuación, estamos seguros que se deleitaran descubriendo que hay mucho más de los mitos de lo que ustedes se imaginan.
Santiago Rodríguez “El Dumpstero”
(Reproducida con autorización escrita del autor y el Círculo Lovecraftiano & Horror)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s