El río

Conozco este lugar… un sitio muy especial donde la magia es real, un poblado en Veracruz llamado Catemaco. Los testigos dicen que si arrojas una ofrenda y un cuerpo sin vida al río, este siempre te devuelve algo.
Una pareja joven había perdido a su bebé; desesperados y llenos de angustia acudieron a un brujo quien les dijo que arrojaran el cuerpo del niño al río.
“Llévenlo ahí, ofrezcan oro al agua, les prometo que su perdida será sanada”, les dijo.
Hicieron lo indicado; sumergieron el cuerpo de su bebé en las aguas por un momento mientras dejaban caer monedas de oro, ¡sorpresa! al instante el niño había vuelto a la vida, pataleando y llorando como solía hacerlo.
Lo llevaron a casa, lo arroparon igual que antes, todo parecía perfecto.
Una noche el bebé lloró por hambre, su madre alegremente le dio de su pecho para calmarlo; el bebé succionó feliz, lo hizo por largo rato, cada vez más y más fuerte. La madre se durmió y no pudo percatarse de lo que después ocurrió.
Cuando el padre llegó a casa encontró a su esposa en el sillón, seca hasta los huesos mientras una criatura deforme, purulenta y asquerosa seguía succionando de su pecho. El hombre intentó correr, pero fue alcanzado y finalmente devorado por el monstruo que alguna vez fue su hijo.

Conozco este lugar, un poblado en Veracruz llamado Catemaco. Si ofreces oro al río, este siempre te devolverá algo.

Abel Bonilla

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s