A modo de space opera

En un ardoroso día de estío

pedí a Rockdrigo su nave cibernética.

En cuenta regresiva despegué

despedida por los ciberpunks del Chopo.

Echaría de menos la espuma de cerveza

las librerías de viejo y los parques con estatuas.

Pronto formé mi escuadrón de mutantes

poetas, mendigos, feministas y vendedores de la calle

viajaban conmigo cantando el verso de Gabriel Celaya:

“La poesía es un arma cargada de futuro”.

Con esa fuerza deseábamos derrocar a los narcorobots

que querían formar un imperio en nuestra Tierra.

Ellos invadían cada espacio con sus naves sembradoras

desaparecían niños y niñas, mujeres y ancianos

manipulando la voluntad al deshojar las amapolas.

Quisimos refugiarnos en el retrofuturismo

para hacer de las artes nuestros escudos espaciales.

Que nuestra astronave llegara para liberar al mundo

y volver a escuchar el trinar de las flores

la germinacion de las aves en el aire, el grito de los sapos,

la dúctil voz del fuego y los sollozos del agua.

Pero estábamos a años de luz del objetivo

genios del mal aparecían con discursos destructivos

la oscuridad se volvió tema para la poesía.

Luchamos contra el androide Capitalismo XXI

y casi no tenemos tiempo para cambiar la vida.

Hortensia Carrasco Santos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s