Alma

Mi cuerpo se estremece de dolor y mientras esto sucede,
sólo puedo pensar si este es mi final o acaso el principio. 

Observo a mi alrededor y tú ya no estás conmigo,
sólo me acompaña tu recuerdo
y el perfume de tus sueños sobre la almohada.

¡Me duele!
Pero no logro entender qué es lo que más me inquieta,
si el dolor de mis músculos endurecidos o la soledad. 

Cada respiro se vuelve mucho más difícil,
es como si el aire pesara y aplastara mis pulmones,
una y otra vez. 

No logro dibujar tu rostro en mi mente,
apenas si puedo imaginar tu silueta
y temo cometer algunos errores. 

Tiemblo y  me hiela el sudor que resbala de mi pecho,
pero no logro cobijarme,
estoy a merced de esta muerte lenta. 

¿Dónde estás alma mía?
¿Qué acaso huyes ante esta terrible sentencia?. 

El frío se apodera de mis pies
y no logro recordar cómo se sentía la calidez
de una tarde de verano.

Creo que está por llegar el final de este cuerpo,
el dolor es mucho más intenso
y heladez me ha cubierto por completo

No puedo dejar de temblar,
mi respiración es cada vez más veloz,
como quien desea absorber la vida a bocanadas. 

Solo observo luces a mi alrededor,
creo que esto sólo puede indicar que me pierdo,
este es mi final,
o sólo mi comienzo.

Rubria Moreno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s