El gato.

Abandonado en un baldío
cazo en la basura
el festín que no me brindan

Maullando mis penas,
busco el hogar
que me han negado

Perdí un ojo
víctima de torturas

¡el feo!
Me llama la gente

Los niños
me arrojan cosas
lastiman

Con ronroneos
imploro perdón
arrojándome a sus pies

¡quiero una caricia!
ahogo mis gruñidos

Salgo corriendo,
tras el impacto de una piedra.

Arrastrándome,
siento mi pancita húmeda,
Uno de los míos se acerca
al escuchar mis alaridos
lame mi herida
único instante de amor

Agradecido,
dejo esta vida
esperando no reencarnar
en gato
nuevamente.

Claudia Aguilar

Imagen de “Maullidos en la noche”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s