La niña sin alma

Veo desde niña, de madrugada,
Junto a mi cama; blanca custodia
Ajena a quien me teme y odia
Manteniéndome aquí encerrada.

Mi vieja madre, tan desesperada,
Dice que soy una humana parodia
Que el cura, en idiota salmodia,
Le sacó el alma exorcizada.

Pero esta noche estoy sangrando
La luna llena brilla en el cielo
Mi escolta me está esperando.

Desatan mis manos, mis pies y pelo
Ahora me encuentro libre. Ando.
¡Madre! ¡A ti!  ¡A tu Dios! ¡Me rebelo!

 

Abraham Martínez Azuara

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s