Esclavo

¿Qué droga extraña tienes en los labios
que me he vuelto un adicto
de besarte?
¿Será que saben a pasión sin freno?
¿Será que cada beso,
inyección de endorfina,
me hace más dependiente cada día
y ya no sé vivir sin ellos?
Quiero más de tus besos
para seguir soñando,
para sentirme vivo
sin importar que esa adicción me cueste
perder la voluntad
y ser tu esclavo.

 

Óscar Pedraza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s