De la boca del loco: S.T. Joshi

En ésta edición, nos honra tener las palabras del mismísimo Sr. S.T. Joshi, un novelista, crítico y definitivamente el investigador mejor calificado en la vida y obra de Howard Phillips Lovecraft, nuestra figura principal en éste grupo.

El Sr. Joshi es una gran inspiración para la mayoría de los aficionados a Lovecraft. Un maestro en sus varios campos, S.T. Joshi ha sido galardonado con varios premios por su trabajo, entre ellos podemos mencionar: el premio “Bram Stoker de No-Ficción” otorgado por “La Asociación de Escritores de Terror”; el premio de la “Asociación de Fantasía Británica”, el premio otorgado por el “Gremio Internacional de Horror” y el premio de la “Convención Mundial de Fantasía”. Éste último lo ganó dos veces y luego decidió devolverlos debido a la decisión de los organizadores de descontinuar el uso de un busto de H.P.L. como trofeo alegando que Lovecraft era racista y no querían que dicha acusación fuera relacionada con la organización.

Así que los invitamos a sentarse, relajarse y disfrutar de las sabias y retorcidas palabras directamente… “De Boca del Loco”.
Círculo Lovecraftiano & Horror: Sr. Joshi, primero que nada gracias por aceptar iluminarnos a sus admiradores de México con ésta sección de preguntas y respuestas. ¿Cómo fue que usted se interesó por el mundo de Lovecraft en primer lugar?
S. T. Joshi: Cuando tenía cerca de diez años descubrí la alegría de leer, inicialmente leí algunos trabajos de fantasía (uno de mis favoritos fue Crónicas de Narnia de C.S. Lewis, ¡una fantástica decisión dado mi posterior ateísmo!). Pero pronto descubrí que la ficción de horror era más estimulante. En los Estados Unidos hay una casa editorial llamada Scholastic Book Services, ellos venden libros a estudiantes a un costo muy bajo, y yo compré una antología -Once Historias de Terror de Betty Owen- por 95 centavos, éste libro incluía “El Horror de Dunwich”. Esto debe haber sido en 1971, yo tenía trece años, poco después descubrí las ediciones de historias de Lovecraft publicadas por Arkam House, en la biblioteca pública de Munice, Indiana. Pero cometí el error de leer primero “En las Montañas de la Locura”, un trabajo muy denso que simplemente no entendí en ese momento. Guardé el libro un tiempo pero algunos meses después comencé a leer “El Horror de Dunwich” y otros, ¡inmediatamente quedé fascinado! La densa prosa de Lovecraft, así como sus bizarros conceptos se me hicieron irresistibles y desde ese momento en delante me convertí en un devoto de Lovecraft de por vida.
CL&H: ¿Cree usted que tiene algo que ver con la edad? Porque la mayoría de los fans de hueso colorado de Lovecraft tienden comenzar a leerlo en la adolescencia.
S. T. Joshi: Sí, yo creo que es de mucha ayuda comenzar a leer a Lovecraft siendo adolescente. Éste es el momento cuando mucha gente (especialmente los hombres) comienza a buscar un escape del tedio de la vida diaria. Además todo se ve nuevo y fresco a esa edad, y la literatura de horror, fantasía, y ciencia ficción pueden tener un tremendo impacto. Yo creo que en la vida adulta, la imaginación tiende a endurecerse, así que las historias de Lovecraft no tendrían el mismo efecto. Claro, cuando uno va creciendo, lee a Lovecraft por otras razones, o se encuentra otras cosas para apreciar su trabajo.
CL&H: Siendo originario de la India, que culturalmente está llena de misticismo, tradición, mitología y mucha superstición (muy parecido a lo que sucede en América Latina), temas que vemos reflejados en el universo Lovecraftiano, ¿Qué influencia tuvo ello en su vida o la manera que usted vio el mundo a una edad temprana?
S. T. Joshi: Bueno, lo gracioso es que conozco relativamente poco de mi herencia India. Probablemente conozco menos del Hinduismo que muchos americanos o europeos. En cualquier caso, yo pude reconocer a una edad temprana que Lovecraft estaba inventando su propia mitología, y era una mitología que simbolizaba la vastedad y la incognoscibilidad del universo. Estas son en gran parte concepciones más seculares que místicas. De hecho yo creo que Lovecraft es una de las personas menos religiosas o místicas en la literatura. Todos sus “Dioses” resultan ser o alienígenas del espacio exterior o metáforas del misterio del cosmos.
CL&H: Sus padres eran gente de estudios, ¿tuvo eso algo que ver con que usted se convirtiera en un ateo y crítico del mundo? ¿O ayudó en que usted se convirtiera en académico?
S. T. Joshi: Ciertamente el antecedente académico de mis padres (mi padre fue economista y mi madre matemática) me llevó a convertirme en un estudioso a una edad temprana, pero yo fui el único humanista de mi familia (una de mis hermanas se convirtió en matemática y la otra en científica computacional), mi interés se inclinó por la literatura y la música. Viví en un ambiente sobreprotector y la única manera en la cual sabía yo que me podía ganar la vida era convertirme en académico. Pero al continuar mi educación (haciendo mi servicio social en Brown y Princeton), me di cuenta que no era la carrera que yo deseaba. Me tomó mucho tiempo decidirme en entrar al mundo editorial como ocupación. ¡Y lo hice! Con el tiempo me convertí en escritor y editor de tiempo completo.
Referente al ateísmo: mi padre era secular y no tenía intención de que yo o mis hermanas fuéramos adoctrinados en ninguna religión, ni siquiera al Hinduismo (por eso sé tan poco de ello). Él le dijo a mi madre (que es una Hindú devota) “Si quieres rezar, debes hacerlo en secreto”. Se nos permitió decidir por nosotros mismos qué religión deseábamos profesar -o elegir no hacerlo-. De adolescente comencé investigar acerca de las grandes religiones del mundo, pero las encontré sin sentido. Así que convertirme en ateo fue algo fácil.
CL&H: En éste mundo moderno parece que no puede haber literatura de horror o fantasía si no es adaptable a la pantalla o los cómics. ¿Qué le está pasando a la literatura?
S. T. Joshi: Oh, yo creo que es una exageración decir que la ficción sobrenatural debe ser adaptable a la pantalla para que sea popular. Existen muchos ejemplos que contradicen esa idea. No se han hecho películas del trabajo de Thomas Ligotti, (de casi toda su obra corta, no de sus novelas) y aun así es uno de los más respetados escritores de nuestro campo. Quizá no sea un novelista de grandes “best sellers” no obstante tiene un gran número de seguidores. Similarmente Ramsey Campbell ha sido popular y respetado por medio siglo, pero muy pocos de sus trabajos se han llevado a la pantalla (la película “Los Sin Nombre” fue adaptada al cine en España). Yo creo que Caitlín R. Kiernan es la mejor escritora de literatura sobrenatural de éstos tiempos pero no se han hecho películas de sus obras (al parecer hay una película en producción de su novela “El Árbol Rojo”). Por todo esto, yo creo que se puede ser aun un exitoso escritor de literatura sobrenatural sin exposición mediática.
CL&H: Entre las discusiones regulares de nuestro círculo hay dos que frecuentemente acaban en acaloradas discusiones; a) “Lovecraft NO es tentáculos” y b) (y probablemente la más sensible) “H.P.L. era un racista”. ¿Cuál es su posición acerca de éstos temas?
S. T. Joshi: Con seguridad hay mucho más acerca de Lovecraft que “tentáculos”. Claro que hay mucho más de Lovecraft que sus “monstruos” en general. La esencia de Lovecraft es la ‘Locura Cósmica’: La noción de que los humanos están perdidos en un cosmos tan inmenso (en tiempo y espacio) que somos insectos insignificantes. Hoy estamos aquí y mañana desaparecemos. Lo que Lovecraft estaba intentando mostrar era como su concepción afectaba a los protagonistas y como ellos reaccionaban a ella. En éste sentido, Lovecraft toma de Poe lo que yo he llamado “psicología del miedo”; aunque Poe se enfocó más en el miedo a la muerte, mientras que Lovecraft se enfoca en un miedo aun mayor… Acerca del racismo, bueno, no hay duda de que Lovecraft era racista, sin embargo, él fue muchas otras cosas; ateo, estudiante de ciencias, viajero, devoto del pasado, y un agudo crítico político y social de los movimientos culturales de su tiempo. Lovecraft fue innegablemente un racista, pero ello fue una pequeña parte de toda su personalidad y su filosofía. Además Lovecraft creía que la ciencia estaba a su favor en sus opiniones, y de cierta manera estaba en lo correcto. De lo anterior podemos decir que algunas fases de la ciencia del siglo XIX confirmaban las presunciones raciales de Lovecraft. Se requirieron décadas de investigación por parte de antropólogos para descartar dichas presunciones… y Lovecraft no vivió para ver ese proceso completado.
CL&H: Regresaste los premios que te había otorgado la “Convención Mundial de Fantasía” por la posición de ellos acerca de que Lovecraft no era una buena imagen para el grupo. ¿Has cambiado de opinión acerca de esa acción y alguna vez ellos intentaron dialogar contigo de ese caso?
S. T. Joshi: No me arrepiento de mi acción acerca de la “Convención Mundial de Fantasía” y nunca hubo algún comentario de parte del comité sobre esto.
CL&H: Hace algunas semanas, una publicación en nuestra sección “Anomalías Médicas” causó enojo en algunos de los seguidores de nuestro círculo de lectura. El tema era la “Ictiosis Arlequín” lo cual fue considerado ofensivo por algunas personas. ¿Cuál es tu posición acerca de lo “políticamente correcto” en el horror de éstos tiempos?
S. T. Joshi: Tu pregunta es una buena continuación de la pregunta anterior, porque la decisión del comité de la “Convención Mundial de Fantasía” de cambiar la imagen del premio es un gran ejemplo de la locura causada por lo políticamente correcto. En muchos casos me disgusta el término, que fue acuñado por políticos de extrema derecha para cubrir la manera misógina y racista de hablar y comportarse. Pero hay veces que los de Izquierda caen en el mismo comportamiento, y éste caso de la “Convención Mundial de Fantasía” es uno de ellos. El trofeo fue hecho a imagen de Lovecraft para reconocer su importancia en el campo de la ficción sobrenatural, no estaba hecho para reconocer sus creencias ni requería que los ganadores del mismo estuvieran de acuerdo con dichas creencias. La ciencia ficción tiene un premio llamado John W. Campbell, y eso que Campbell fue un ignorante y racista mucho peor que Lovecraft. Sin embargo nadie habla de cambiar ese premio.
CL&H: Eres un duro crítico cuando se trata de literatura, ¿Que le recomiendas a los jóvenes escritores para evitar caer en la creación de piezas mediocres?
S. T. Joshi: Siempre he dicho que la mejor manera de practicar la escritura es escribiendo. No puedes saber qué tan buen escritor eres a menos que escribas una buena cantidad de trabajos en diferentes estilos, para poder ver “qué” funciona para ti. Yo he criticado duramente a escritores que imitan a Lovecraft porque sus imitaciones son mecánicas y faltas de imaginación. Muchos escritores pasan por una etapa temprana en la que tienden a imitar a un escritor al que admiran, pero los escritores genuinos eventualmente cambian su trabajo hacia un estilo que refleje sus creencias e ideas propias. Los escritores “pobres” nunca se mueven más allá de la imitación. En general yo tiendo a atacar solamente a los escritores que ya están establecidos; aunque también he ayudado a varios escritores jóvenes a establecerse porque he creído que su trabajo es poderoso y vívido.
CL&H: ¿Cuál es la situación más atemorizante que usted ha vivido?
S. T. Joshi: Mi vida ha estado enormemente inclinada hacia el terror, pero me quedé absolutamente petrificado cuando visité el Gran Cañón en Arizona durante un viaje reciente con mi esposa. Me aterrorizan las alturas, y el asomarme al filo del Cañón, ¡me llenó de un “pavor cósmico”! Lovecraft hubiese amado el lugar, desearía que él lo hubiera visto. Pero a pesar de que disfruté el espectáculo, tuve que luchar con el pensamiento de caerme o brincar hacia el vacío del Cañón y terminar despedazado en fragmentos de humanidad desperdigados en el fondo miles de millas abajo.
CL&H: Usted ha escrito grandes cantidades de libros en materia de Lovecraft y su universo, además de horror en general y crítica social. Puedo decir que soy afortunado al haber leído tres de sus obras de ficción: “The Removal Company” y el combo “Conspiracy of Silence + Tragedy at Sarsfield Manor”. El personaje principal de sus series de misterio, el Detective Joe Scintilla, es descrito como un educado académico que terminó trabajando en el mundo de la investigación de casos criminales. ¿Es Scintilla un reflejo de usted mismo? Quizá el deseo secreto de S.T. Joshi era convertirse en detective…
S. T. Joshi: La literatura de detectives fue uno de mis primeros intereses como lector: leí muchos trabajos de Agatha Christie, Dorothy L. Sayers, entre otros cuando yo era adolescente. John Dickson Carr y sus fascinantes mini series de misterio tituladas “Locked-room” eran de especial interés para mí. De hecho a los 16 años, escribí una novela corta de detectives titulada “La gente normal”. Pero la considere un trabajo mediocre y la deseché. Pero siempre me ha gustado escribir acerca de detectives. Supongo que Joe Scintilla es una idealización de la persona que yo quisiera ser, inteligente y dinámico.
CL&H: Adquirí una copia del “dos por uno” del libro “Conspiracy of Silence/Tragedy at Sarsfield Manor”, en el caso de “The Removal Company” me fue prestado por un amigo. Debo decir que no estaba muy interesado en la “Novela Noir” hasta que leí estos libros. De cualquier forma el horror en ellos es más un horror causado por humanos. Como escritor ¿De qué prefiere usted escribir, del lado oscuro de la mente o de temas sobrenaturales?
S. T. Joshi: Lo curioso es que yo no leí “noir” o novelas de detectives hasta relativamente tarde en mi vida -quizá en mis 30-, pero disfruté los trabajos de Dashiell Hammett, Raymond Chandle entre otros, como Margaret Millar y Patricia Highsmith, que se enfocan en aberrantes estados psicológicos muy interesantes. Aunque prefiero la ficción supernatural (porque representa la liberación de la imaginación más allá de la esfera de realidad mundana) encuentro el “lado oscuro de la mente” altamente irresistible, desde “Psicósis” de Robert Bloch, hasta las novelas de Thomas Harris.
CL&H: Lovecraft escribió toneladas de cartas durante su vida, de lo cual usted ha declarado en sus libros de investigación que era “parte de su magia”. Pero mayormente Lovecraft vivió una vida miserable. ¿Qué hubiese alcanzado Lovecraft de haber vivido en estos tiempos? Quizá hubiese sido un blogger exitoso, o una personalidad de Facebook.
S. T. Joshi: De hecho no estoy de acuerdo con decir que vivió una “vida miserable”. Verdaderamente no tuvo mucho dinero, pero parece haber vivido el estilo de vida que él deseaba. Después de todo, no tenía que reportarse a ninguna oficina, podía pasar entre 5 y 6 horas escribiendo cartas. Lovecraft fue claramente una especie de blogger de sus propios tiempos, y como se hizo socialista al final de su vida (y alguien que detestaba el partido republicano), él habría disfrutado dirigir sus ataques al odioso Donald Trump y sus corruptos seguidores sin cerebro.
CL&H: Díganos algo acerca de S.T. Joshi que nadie sepa.
S. T. Joshi: Creo que sólo algunas personas saben que soy cantante “tenor” en un coro de mi comunidad llamado Northwest Chorale. Pero casi nadie sabe que alguna vez canté en el coro de una iglesia. Sí, el gran ateo S. T. Joshi con una bata blanca Musulmana, y cantando en la iglesia Luterana “Reina Anna” cada Domingo durante dos años. Sucedió de la siguiente manera: un miembro de Northwest Chorale, que también cantaba en la iglesia Reina Anna, me comentó que ahí no tenían tenor, y que yo podía cantar tres partes (soprano, alto y bajo). Así que me persuadió para unirme y de hecho terminó gustándome la experiencia, la música me parece demasiado interesante. En una ocasión cantamos un set del himno Inglés “Jerusalem” y recibimos un aplauso (generalmente la gente no aplaude en la iglesia). Pero después de dos años, me cansó la responsabilidad, quería quedarme en casa los domingos y ver el football Americano.
CL&H: Algunas palabras finales para el CL&H Monterrey que le gustaría agregar…
S. T. Joshi: Espero que los lectores se interesen en muchos volúmenes de cartas de Lovecraft que estoy editando para Hippocampus Press. Creo que dichas cartas revelan como Lovecraft era realmente y son algunas de las cosas más interesantes que él escribió. En éste momento mi colega David E. Schultz y yo casi hemos concluido la edición de todas las cartas que Lovecraft y Clark Ashton Smith se intercambiaron ¡una tremenda compilación de casi 700 páginas! Estoy comenzando a pensar que las cartas de Lovecraft fueron su más grande logro literario, más grande incluso que sus historias.
Y ahí lo tienen queridos lectores del Círculo Lovecraftiano & Horror, las palabras directamente de “La Boca del Loco”. Les sugerimos ampliamente leer los trabajos que el Maestro S. T. Joshi ha publicado acerca de Lovecraft y otros escritores del genero horror, así como también sus novelas de ficción y cuentos cortos.
Pueden encontrar más información en el siguiente enlace o contactar directamente a los administradores del Círculo Lovecraftiano & Horror si quieren saber más acerca del Maestro S. T. Joshi y su trabajo. http://stjoshi.org/
Santiago Pérez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s