De la boca del loco: Jaime García

Jaime García, un escritor independiente nativo de Monterrey, Nuevo León; contemporáneo de Neil Gaiman y Alan More. Sus obras se centran en quizás el más escalofriante tipo de horror… la Realidad.
Tal es el caso de su trilogía de corte ‘thriller policiaco’ titulada “Entre el espejo”, que se compone de:
“Comprobaciones de realidad” que explora el tema de los sueños contra la realidad, de manera escalofriante para entender una plaga de suicidios.
-La segunda entrega “En las costas de Naxos”, una detective intenta resolver una serie de horribles asesinatos.
-Y la tercera entrega “La mansión de paredes transparentes”, (que se encuentra en proceso de finalización) intenta comprender la ‘realidad alterada’ que ofrece internet.
Sin embargo, tanto sus novelas como sus cuentos tienen aspectos que van más allá del terror conocido y rayan en lo onírico, quizá esto último se debe a la influencia que Jaime ha tenido de escritores que soñaban despiertos como Joyce, Huxley, Kafka, entre otros.

Podríamos decir que Jaime García es un cuentahistorias de ‘realismo trágico’ y esperamos leer pronto la tercera entrega de su trilogía “Entre el espejo”, mientras tanto veamos qué es lo que a Jaime le asusta y que le gusta.
Círculo Lovercraftiano & Horror: Jaime, escribes desde los 17 años. En esa época, ¿qué era lo más impresionante o terrorífico que asustaba a la gente?
Jaime García: Para ubicar a los lectores del Círculo, hay que mencionar que han pasado 38 años desde que empecé a escribir, lo que nos lleva al año 1979. En mis primeros años de escritura, lo que más asustaba a la gente era el cambio de sexenio. Con Luis Echeverría y después con López Portillo como presidentes de México, la gente estaba aterrada con lo que llamaban “La Crisis”. Fueron los tiempos de las devaluaciones, nacionalizaciones e inflación. Esta angustia cotidiana opacaba a otros miedos. El principal promotor de los miedos menos prosaicos, como extraterrestres y asesinos en serie, era Hollywood, con películas como “E.T”, “Encuentros cercanos del tercer tipo” y “Viernes Trece”, que en 1980 inició con la saga. (El papel del cine en el inconsciente colectivo nunca debe menospreciarse, y menos en aquella época, donde las videocaseteras apenas hacían su aparición).
CL&H: ¿Crees en el mundo sobrenatural?
J.G.: No. Definitivamente, no. Desde siempre he sido un escéptico. No creo en fantasmas, adivinaciones, telekinesis, y esa larga lista de sinsentidos que integran el llamado “mundo sobrenatural”, que se complementa con las pseudo-ciencias, como la astrología, alquimia, homeopatía y otro largo etcétera.
Paradójicamente, este escepticismo mío es el que me ha llevado a crear mis más elaboradas ficciones. No creo en fantasmas, pero estoy convencido que un desequilibrio químico o una lesión cerebral pueden dar lugar a la visión de fantasmas reales, al menos para el que las sufre. Las alucinaciones visuales o auditivas del esquizofrénico, las sospechas del paranoico, esos son los caldos de cultivo de mis historias.
En una parte de esta nota se clasifica a mis historias como “Realismo Trágico”. Yo no las llamaría así. Si tuviera que escoger un término sería el de “Realidad Aumentada”. Porque eso es lo que hago: tomo algo de la realidad y lo llevo más allá de los límites, ya sean físicos, psicológicos o temporales.
CL&H: Cuéntanos alguna experiencia terrorífica que te haya pasado.
J.G.: Afortunadamente, ninguna. Y digo esto porque, aun y cuando mi respuesta sería un “ajá” si alguien me informara que acabo de ser víctima de una maldición vudú, no me gustaría verme envuelto en una situación de asalto, secuestro o desastre natural, lo que realmente me causaría miedo.
CL&H: ¿Cuáles son algunos escritores contemporáneos que admiras?
J.G.: Haruki Murakami, Jo Nesbo, Neil Gaiman, Neal Stephenson, Stephen King (este último porque no cesa de escribir).
CL&H: ¿Con qué escritor te daría miedo quedar atrapado en un elevador?
J.G.: Con ningún escritor me daría miedo. Sentiría terror si me quedara atrapado con un fundamentalista religioso o con un político. Detesto a los políticos.
CL&H: Si tuvieras que elegir a un poeta maldito como presidente de E.U., ¿a quién elegirías?
J.G.: A ninguno. Además de que todos los poetas malditos están muertos, no estarían calificados para gobernar. Acabamos de ver qué es lo que pasa cuando los estúpidos votan por un payaso para ocupar la Casa Blanca. (Y aquí ofrezco una disculpa a los payasos por utilizar su respetable profesión para referirme a ya saben quién.)
CL&H: ¿Ha tenido influencia en tu escritura la obra de Lovercraft, Poe, Bloch, Belknap Long o alguno de los escritores de “Weird Tales”?
J.G.: No. Quizá la única influencia sea Edgar Allan Poe. (Una vez utilicé el cuento de Poe “El escarabajo de oro” para descifrar el alfabeto rúnico en “El Hobbit”, de J.R.R. Tolkien ¡y funcionó! Ahí me di cuenta de que las frases rúnicas estaban en inglés. Tolkien sustituyó las letras inglesas -casi todas ya que algunas tuve que reconstruirlas- por runas.)
En cuanto a Lovecraft… Aunque he leído sus obras completas y el Círculo gira en base a este escritor, debo de confesar que no es uno de mis favoritos. Lovercraft tenía una prodigiosa imaginación, pero sus extensivas y excesivas descripciones y su atroz manejo del diálogo (incluso del monólogo) me enseñaron más lo que debía evitar que lo que debía hacer. En otras palabras, no fue un guía positivo en mi aprendizaje como escritor.
CL&H: Escoge a tres escritores que desearías tener en tu equipo en caso de invasión zombi (no se vale escoger a Hemingway, pues él sí era un tipo rudo.)
J.G.: Más que escritores, yo preferiría a tres “marines” o soldados de las fuerzas especiales. Los escritores rara vez son rudos, excepto con las palabras. Rudyard Kipling, Lord Byron, esos sí se las jugaban y harían un perfecto binomio en mi equipo si no estuvieran muertos. Hemingway en su mayor parte era puro bluff (me refiero a su rudeza, no a sus escritos). Pero, para responder a la pregunta, escogería a Jo Nesbo, Stephen King y J.K. Rowling (esta última por si quedáramos sólo dos sobrevivientes y hubiera que repoblar el mundo.)
CL&H: ¿Quién es Jaime García?
J.G.: Un tipo común y corriente al que le apasiona la lectura y le gusta contar historias. Como escritor, no hago distingos de género: igual me muevo en el ámbito realista, como el fantástico. Tengo historias de ciencia-ficción, psicológicas, infantiles… No importa tanto lo que cuentes, sino cómo lo cuentes. Como aquí se mencionó, escribo desde los 17 años pero, al contrario que con la lectura, que no he abandonado nunca (mi promedio de libros leídos al año es de 70) he pasado por épocas en las que no he escrito más que ocasionalmente.
Después de un ataque de actividad literaria en el que escribí cerca de veinte cuentos (de los cuales escogí 16 para “La punta del iceberg”) y dos novelas (“Ana y los problemas del Tiempo” y “Orfeo en los infiernos”) pasaron quince años en los que sólo escribí las entradas para mi blog “Crónicas Profanas”.
Pero después de la buena respuesta que obtuve con “La punta del iceberg” me entraron de nuevo las ganas de escribir y me lancé a hacer mi versión personal del “NaNoWriMo”. ¿El resultado? El divertido “Retorno 2012 o Cómo sobrevivir una invasión zombi”, que me sirvió como base para intentar un género que me apasiona, el de la Novela negra.
Así, a los 49 años empecé con la trilogía “Entre el espejo”, de la que he escrito las dos primeras entregas: “Comprobaciones de realidad” y “En las costas de Naxos”.
Siempre he tenido el sueño de convertirme en un escritor de tiempo completo, pero la Realidad (la que me sirve de musa) irónicamente me ha impedido realizar mi sueño. No soy un genio, y la tercera entrega de la trilogía “La mansión de paredes transparentes” ha estado dando vueltas en mi cabeza por casi cuatro años.
Pero ya casi estoy listo para soltar la bestia de nuevo y seguir en el camino del escritor, palabra por palabra, hasta que ya no de más.
Recomendamos ampliamente el compendio de relatos “La punta del iceberg” y la original “Retorno 2012 o Cómo sobrevivir a una invasión de zombies”, la cual aborda el tema de los muertos vivientes de una manera que refleja la terrible realidad del nuevo milenio.
La obra de Jaime puede encontrarse en Amazon, y él amablemente nos ha permitido publicar “Retorno 2012 o Cómo sobrevivir a una invasión de zombies”, ¡que la disfruten! https://drive.google.com/file/d/0B9Qe3OGFpBdYc3BpSE5yMGx1QmM/view?usp=sharing
Santiago Pérez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s