Dos poemas

El juego

  Un lunes quizá
te amaré con trampa
con el iris de mis ojos
con la risa en tu mentón
sin oprimir la tierra
sin importar mi nombre.
   O mejor aun,
sin un cambio de ropas,
como de costumbre.
Si.
                   Desde ayer
                    el tiempo
              está en isósceles.
              Trato… que llegue
     la vocación, el brote, el desafío.
                             Y
     paralelas, secantes, tangentes
                           huyen
                               y
                       por puntos
         cuento, admiro, pronuncio,
                            aludo.
                               ¡SÍ!
                       al grito de dos,
                           el teorema.
María Senatore
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s