Sangre en la luna

Lamia se quita los ojos y se los pone a la luna.

Cada veintiocho días lleva a cabo este ritual.

Así puede mirar una vida pasada…

Hera no ha matado a sus hijos, ella conserva su cuerpo de mujer y Zeus la ama.

Ojos brillantes que borran el pesar y también el horror de verse transformada en sierpe.

Poderosa luz de luna que logra detener las ansias de beber la sangre de los hombres y de los hijos de las demás.

 

Macarena Muñoz Ramos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s