Las increíbles, incongruentes e incróspitas aventuras del Marqués de Topochico (1508-1551)

1508.- El Marqués de Topochico apoyó a Pedro Navarro a tomar el Peñón de Vélez de la Gomera, el cual era una importante guarida de piratas.
El Marqués de Topochico adquirió la costumbre de usar paliacate en sus expediciones a mar abierto (y cerrado también), la cual sería copiada por José María Morelos y Pavón y el grupo Garibaldi.

1510.- El Marqués de Topochico estuvo presente en la conquista de las ciudades de Bugia y Trípoli.
Al Marqués de Topochico nunca le ha gustado el anís en ninguna de sus presentaciones.

1511.- Ya para estas fechas el Marqués de Topochico se volvió aficionado a las gomitas de opio muy populares en toda Asia debido a una escala que hizo a fuerza en el puerto indio de Goa.
Se sabe sólo por rumores que el Marqués de Topochico fue íntimo del Marqués de Sade y fanático de toda su vida, obra y milagros.

1512.- El Marqués de Topochico participó en la invasión al Reino de Navarra, en donde  se distinguió por su labor de espía haciéndose pasar por el famoso ladrón y violador montañés “Nando el Navarro”.
La expresión “rápido y furioso” surgió cuando al Marqués de Topochico le dio diarrea en plena campaña contra los zapotecos ninfómanos de Monte Albán.

1515.- Después de andar tres años desaparecido, el Marqués de Topochico reapareció en la fundación de La Habana al lado de Diego Velázquez con los ojos rojísimos y apestando a vino barato.
El Marqués de Topochico piensa que no es lo mismo llegar el primero a la meta que el primero que llegue te la meta.

1517.- El Marqués de Topochico se fue de colado en la expedición de Francisco Hernández de Córdoba, la cual llegó hasta las costas de lo que más tarde sería conocido como Campeche.
Historiadores de la universidad de Austin, Texas especulan sobre si el Marqués de Topochico fue la inspiración de la canción infantil “El Ratón Vaquero” cuando se enfrentó a Billy The Kid en un burdel de Arizona.

1519.- El Marqués de Topochico se embarcó en la expedición de Hernán Cortés a la ciudad de México-Tenochtitlán en la cual no ganó ni fama ni gloria, sólo puras chingas.
Es probable que el Marqués de Topochico sea el único ser vivo en el planeta que sepa la verdad sobre el Triángulo de las Bermudas, Rosswell, Pie Grande, Área 51, el monstruo del Lago Ness y Elba Esther Gordillo.

1520.- El Marqués de Topochico fue el único conquistador español que no participó en la casi desconocida masacre de Calacoaya por lo que se enemistó con Cortés y su lugarteniente Pedro de Alvarado.
Hubo un tiempo que el Marqués de Topochico fue maestro de Ciencias Ocultas y Lenguas Muertas por la universidad de Moravia del Este (no del Oeste) y no llegó a salir de su hacienda en Pipiolostepec de los Mayates en una década por temor a que lo apresara la Santísima Inquisición y lo quemara con leña verde en la Plaza de Armas por sus blasfemos estudios.

1521.- El Marqués de Topochico se opuso al tormento al que fue sometido Cuauhtémoc por Hernán Cortés por lo que éste lo castigó haciendo la limpieza de las letrinas del campamento español después de la orgía de la victoria. Él juró que se vengaría algún día.
El Marqués de Topochico es uno de los pocos cronistas verdaderos que quedan, surgidos de la misma cepa que Bernal Díaz del Castillo o el Inca Garcilaso, recorriendo las viejas ciudades alumbradas por faroles, invadida por fantasmas que, impávidos, acechan en empedrados muchas veces ensangrentados.

1522.- El Marqués de Topochico participó en la conquista del señorío mixteco de Tututepec de donde salió su legendario grito de guerra: “Tu tu tu tu tuuu”.
Sólo cuando el sol tramonta y los áridos terrazgos cubren a lontananza, poniéndolo todo de color tempero gris, el Marqués de Topochico recuerda sus campañas de cuando fue a pelear contra el moro infiel a Marruecos o Trípoli, deshaciendo cráneos a espadazos, colocando gobernantes ibéricos como Manuel IV el Impotente o Chatarro V en lugares tan desolados como el Magreb o Timbuctú.  Todo un bizarro guerrero nuestro Marqués.

1524.- Después de conquistar México-Tenochtitlán, el Marqués de Topochico ahorcó por error a Cuauhtémoc y le echó la culpa a Hernán Cortés, quién cargó con esa muerte hasta el fin de sus días. Así fue como su venganza fue consumada.
El Marqués de Topochico fue de los primeros europeos que fumó tabaco cuando viajó a las Antillas con el Gran Almirante Cristóbal Colón, describiendo el acto como “un humazo de los que ellos (los indios) usan chupar encendido”. Muchos compañeros llegaron a soñarlo con cuernos, rabo, gran mostacho y oliendo a azufre. Le perdieron el respeto.

1527.- Como no consiguió ni una miserable encomienda a pesar de sus servicios prestados en la conquista de México-Tenochtitlán, El Marqués de Topochico hizo berrinche y decidió irse con Francisco de Montejo a conquistar la tierra del faisán y del venado.
El abuelo del Marqués de Topochico, Don Sergio Gazaldaña de los Campamocha, solía decir mientras doblaba el espinazo en los campos eriazos de su querida Extremadura que “sólo el moro muerto es buen moro” mientras que su padre Gelasio, Mayordomo Primado de Cipriano IV y dueño de la posada “Las Hemorroides de Dante” lo reafirmaba diciendo: “sólo el judío muerto es buen judío”. Linda educación recibió sin duda.

1530.- Debido a una sobredosis casi fatal de cochinita pibil en Yucatán, el Marqués de Topochico decide regresar a la ciudad de México pero como era un poco malo para orientarse, acabó topándose con la expedición de Francisco Pizarro y Diego de Almagro en tierras de los Incas. Qué puñetas.
Uno de los actos más ilustrativos del Marqués de Topochico en su de por sí kilométrica carrera de desaguisados fue expeler el desayuno a la mitad de las exequias del Excmo. Pedro Perifañez y Alcaparras, Obispo de San Benito Tololoache debido a una intensa francachela de tres días seguidos. Fue un suceso que causó gran conmoción entre las buenas conciencias y las damas de altísimo copete en toda la Nueva España.

1531.- Por sus magníficos servicios prestados en la batalla de Puná, Francisco Pizarro le otorgó al Marqués de Topochico una armadura de latón con su jubón de venado bizco de Benquerencia mientras que a sus demás compañeros les dio oro y esclavas, por lo que este confirmó que el nativo de Trujillo le tiene mala leche.
Cada vez que el Marqués de Topochico ve a un lego en sus vastas propiedades, se mete a su hacienda, se encierra a cal y canto, echando cerrojos, fallebas y colanillas por temor que sean los de Tesorería que le vienen a pedir el quinto real que debe desde la conquista. Leguleyo, ¡chúpeme el expediente!

1533.- El Marqués de Topochico llegó a Cuzco en donde empezó a idear un negocio de clases de quechua a domicilio para que todos los españoles que lleguen después que ellos pudieran comunicarse con toda la bola de incas pero el desgraciado de Pizarro le negó el permiso.
Uno de los insultos de mayor predilección del Marqués de Topochico es decirle a su antagonista: “Querido caballero, su señora madre fue cortesana de Belcebú y su padre ayuntó con un macho cabrío” y le gusta todavía más decírselo a algún pesero, agente de tránsito o un norteamericano; las únicas tres clases de personas que en realidad desprecia.

1536.- El Marqués de Topochico se enteró de que Manco Inca Yupanqui lidereaba una revuelta contra los conquistadores en la región de Valcahambra en los Andes pero como le caía gordo Francisco Pizarro se quedó callado y no dijo nada a nadie. Así es cómo “se jodió al pastorcito ese”, según sus propias palabras, sólo por no permitirle llevar a cabo otro de sus más grandes proyectos: Un criadero de llamas.
El Marqués de Topochico ha estado en las fiestas, convites y saraos de más pompa y lucimiento, en donde todos los invitados se daban los más diversos parabienes entusiastas y cuando no, sus más reales nalgas, donde las más tiesas y emperifolladas señoritas de sociedad de resonante historial heráldico eran atraídas por su hombría, buscando su maridaje para así iniciar el desposorio sin saber que nuestro personaje no es hombre de una mujer sino de muchas, costumbre que adquirió cuando peleó contra el Turco en Lepanto junto a un matarife de nombre Miguel de Cervantes Saavedra quien escribiera una novelilla de folletín sobre un demente caballero andante y su labriego escudero. Ahora cuenta con diez harems repartidos en toda la Nueva España, Madrid, Barcelona, Ámsterdam, Roma y se rumora que hasta en Filipinas, Goa y Macao.

1539.- Gonzalo Pizarro recibió de su hermano Francisco el título de gobernador de Quito, en el actual Ecuador y el encargo de organizar una expedición hacia el este de dicha gobernación. Con este objetivo partió un año después con cerca de doscientos soldados y varios miles de indios en busca del mítico país de la Canela y El Dorado. A él se unió Francisco de Orellana, con quien llegó hasta el río Coca. En este punto Orellana se separó y Pizarro ponía fin a su aventura regresando a Quito en agosto de 1542. El Marqués de Topochico decidió regresarse al Virreinato de la Nueva España, harto de todos los “puñetas de los Pizarro”.
Se contaba allá en los corros de Madrid que Don Quijote de la Mancha era realmente el Marqués de Topochico en una crisis psicótica.

1547.- El Marqués de Topochico es uno de los pocos que estuvieron presentes en el funeral del gran conquistador Hernán Cortés pero nada más para orinar en su tumba. ¡Ah, que Marqués tan rencoroso!
A veces el Marqués de Topochico se pone bronco y atrabiliario cuando se excede en el consumo de bebidas espirituosas, dándole por destrozar todo lo que encuentre a su paso como salvillas, azafates, platos, platones, jarras, bandejas, vasos, fuentes, bernegales, picheles, garrafas, flamenquillas o pantallas. Es tanta su fama que, cada que los anfitriones del convite se enteran de que irá al mismo, van de inmediato a comprar una vasija barata al Parián.

1551.- El Marqués de Topochico estuvo presente en la fundación de la Real y Pontificia Universidad de México y como es su costumbre agarró una borrachera épica con un tambo de puro tepache en la comida que siguió a la inauguración.
Recientes hallazgos arqueológicos del INAH han confirmado que el Marqués de Topochico es Tauro.

Gerardo De La Garza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s