Ready Player One: Entiendo esa referencia

Todos tenemos recuerdos, experiencias que ayudan a moldear nuestra personalidad y referencias útiles para conectar con otras personas.

La tarea más difícil que tiene un escritor de ficción es lograr que te sientas conectado con sus personajes. Algunos pueden lograrlo sin hacer mucha referencia a la cultura compartida por sus lectores en ese momento. Otros pueden hacerlo con referencias oblicuas a canciones o películas poco conocidas, que no distraigan de la historia que quieren contar en ese momento.

Pero esta película es diferente, ya que mete todas las referencias posibles en una enorme licuadora de efectos visuales, música y frases. Habrá desde las que cualquiera podrá entender (King Kong, Street Fighter) hasta otras para fans más dedicados (The Advenures of Buckaroo Banzai Across the 8th Dimension, Knight Rider).

Ready Player One está basada en la novela de Ernest Cline, y dirigida por Steven Spielberg (E.T., Jurassic Park). Wade Watts (Tye Sheridan) es un joven huérfano que vive con su tía, en un área pobre de la ciudad de Columbus, Ohio en el año 2045. Para no afrontar una realidad en que hay recesión económica y sobreplobación, pasa gran parte de su tiempo en la realidad virtual conocida como OASIS, en la que puedes ser quién quieras y hacer cualquier cosa que imagines.

En ese mundo él no es un joven sin futuro sino Parzival, uno de los muchos jugadores que buscan resolver una gran búsqueda del tesoro, el último legado del difunto creador del OASIS, James Halliday (Mark Rylance): la persona que logre encontrar y resolver tres retos, obtendrá una gran fortuna, además de convertirse en el nuevo dueño del mundo virtual.

La compañía Innovative Online Industries quiere obtener el premio a toda costa, ya que así podrán controlar el importante recurso económico que representa. Su líder, Nolan Sorrento (Ben Mendelsohn) tiene a su disposición un ejército de jugadores esclavizados para pagar sus deudas, y un equipo de expertos en la vida e influencias de Halliday, que no han tenido mucho éxito en resolver sus pistas.

El primer reto consiste en una carrera a través de una ciudad con todo tipo de obstáculos y enemigos. Pero el reto es tan difícil que nadie logra completarlo, ni siquiera la legendaria Art3mis (Olivia Cooke).  Wade la salva antes de que su personaje sea eliminado, perdiendo todo su dinero y equipo. El joven descubre que Art3mis tiene razones personales para completar la búsqueda, y decide esforzarse aún más por ser el ganador del juego.

Tras investigar el pasado de Halliday en busca de una pista, Wade descubre cómo ganar la carrera con facilidad, lo cual lo hace ganar fama entre todos los usuarios, pero también atrae la atención de Sorrento, quién no se detendrá ante nada para obtener el control del OASIS.

El resto tendrán que verlo en la película, que si bien no rompe el molde al que Spielberg nos ha acostumbrado, resulta muy entretenida, con una batalla final que querrás ver varias veces para tratar de identificar a todos los personajes que salen.

El que muestren tantas referencias está justificado ya que ayuda a que entendamos mejor las razones de Halliday para crear su desafío: si bien OASIS está lleno de las cosas que él amaba, también tuvo grandes arrepentimientos en su vida, que lo definieron tanto como sus aficiones. Al final el desafío no sólo es una manera de encontrar a alguien que entienda lo mucho que OASIS importa para la gente de todo el mundo, sino también que no cometa sus mismos errores.

Esta es una película que gustará a gente de todas las edades, con más enfásis en los efectos especiales que en la historia y los personajes, ya que sabe que lo mejor que puede ofrecer es el espectáculo visual de ver una gran cantidad de personajes de la cultura pop en la misma película.

 

José Luis Toscano

 

 

Anuncios

2 comentarios sobre “Ready Player One: Entiendo esa referencia

  1. Por ahí he leído el comentario de que este filme es el “clásico de nuestra generación”, me puse a darle vueltas en mi mente a lo que necesita una película para ser un clásico instantáneo y es que simplemente si me hubieras dicho que la dirigió Spielberg sin ver los créditos no te lo hubiera creido. No me tuvo con tensión como Jaws, con sorpresa al ver los efectos especiales como JP o con un temor curioso como en Close Encounters of the Third Kind. No me tomen a mal, la película no esta mal dirigida pero no hallo nada que la haga única aparte de “tiene un montón de referencias”. Pero volviendo a mi punto, despues de pensarlo mucho, sí, si es un clásico de los 2010s, es un producto de su época, la época dónde vanagloriamos a los 80s y 90s con todo lo que eso signifique.

    Me gusta

  2. Creo que la mejor similitud que podría decirte es que esta película es como un auto clásico renovado: tiene el diseño original, la misma forma, pero debajo del capo tiene un motor y partes más nuevas, con acabados y accesorios de este año, que se amoldan a los espacios y no rompen la armonía.

    Es una película ochentera hecha con tecnología y saber de los 2010’s, por uno de los creadores originales de ese entonces. No creo que ninún otro director de ahora entendería como funciona esta historia, en mi opinión.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s