Versus – “The Room”

Esto me pareció una mezcla de todas las cosas que pude haber hecho en mi adolescencia si me ponía hacer una película, o a ver una película, que es un poco de erotiporno que pasan a medianoche en Golden Choice con mezcla de “Friends” y algo de tragedia a lo Werther (you’re tearing me apart, Lisa!). Lo impresionante es que tuviera un presupuesto de millones de dólares, e hicieran algo tan barato y tan malo pero que aun así engancha por eso. Lo cual lo hace formar parte de una estética de lo malo, y por eso estoy tan fascinada con esta película como lo estaría con una de los hermanos Almada o con las del Santo o las de la India María.

La historia es sencilla, un tipo llamado Jonhy tiene a su prometida llamada Lisa, pero Lisa ya deja de amarlo después de siete años de larga relación, y no sabe qué hacer con su indecisión, pero decide engañar al bueno de Jonhy con su mejor amigo Mark (aquel al que tanto mencionan en los vídeos de los cuales ha salido el meme famoso cuando dice “I did not hit her, is not true, is bulshit, I did not hit her, I did NAAAAHT… Oh, hi Mark!”), y la cuestión es que toda la historia se enfoca en eso (sin contar el ligero e insignificante cáncer de seno que tiene la mamá de Lisa, y por el cual nadie se vuelve a preocupar, ni por el amigo psicólogo que dice que Lisa es chida y después se desdice diciendo que es una sociópata que no quiere a nadie, y sin tampoco contar el que hay una pequeña obsesión de Tom Wiseu (quien personifica a Johny) por enseñar un culo que no pedimos ver, ni el no explicar por qué juegan fútbol americano en interiores y luego tienen otra escena en exteriores, donde todos están vestidos con trajes. Por lo que leí, sólo usaron dos cámaras, y tuvo un presupuesto de seis millones de dólares (cuyo origen todavía no se ha explicado).

Hay escenas discordantes, y no son pocas, como la de los que a cada rato le dicen a Johny que es un cliente simpático, y la de cómo nadie lo aprecia ni en su trabajo ni en su vida, pero aun así Johny es el personaje que todos parecen amar. Por su parte el uno de diciembre del año pasado salió un vídeo en la página en Facebook “The Vox” con Tom Vissel, un especialista que ayudó a escribir el libro The disaster artist junto a Greg Stero (conocido por personificar a Mark). Y Tom Vissel es quien dice en este vídeo que parecía como si la película la hubiera escrito un alien que no sabe nada sobre películas pero le han dicho cómo son, cuando en realidad esto resume a que lo escribió Tom Wiseau, que sería casi lo mismo: una película que entra en todas las de la ley dentro del estilo self made, lo que dicen el especialistas de The Vox es que es sorprendente cómo la gente paga por ver esta mamada interesante que entra en el paracinema, o sea, el cine que no está dentro del cine convencional, e imagino que ahí está la clave.

Aunque los datos flotan por aquí y por allá, también es comprensible porqué muchos se obsesionan con la película, sobre todo en el mundo anglosajón (de algún modo extraño, cada que hacen funciones de esta película mencionan países de primer mundo, pero en México todavía no se ha dado este fenómeno, aunque su acercamiento ha tenido mucho que ver con la película de James Franco “The Disaster Artist”), cada que hacen presentaciones de la película siempre tienen un lleno total, logrando así lo que muchas películas no hacen, que es tener el estatus de película de culto.

Lo que puedo decir es que me gustó, en toda esa experiencia delirante, sus risas, esas mismas que parece que cuando todo está mal en realidad se finge para no estarlo, no diré que es una pieza de arte o que sea la quintaescencia del cine, ni tampoco la recomendaré a quien sea muy sensible a que hieran su capital cultural de Alta Cultura y baja cultura, ni tampoco la recomendaré a quienes se crean el discursito de que el arte te hace buena persona per se, sólo diré que ciertamente es mala, pero como mis estándares de “malo” suelen ser tan flexibles que disfruto de muchas películas, esta no la recomiendo para quien tenga sus gustos bien definidos, en realidad sólo se trata de analizar un fenómeno cultural que unifica a ciertos espíritus que no quedan dentro de la industria cultural, porque en la película nada tiene sentido, pero lo tiene, como la vida misma. La pueden encontrar en youtube con subtítulos enespañol, aprovechen antes de que la capitalicen, pero luego no me echen la culpa de que la vieron por mi cuenta, no digan que no les advertí.

 

Laura Elena Sosa Cáceres

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s