La caja de cartón

Nos regalaron juguetes

dentro de una hermosa caja,

la volvimos un cohete

que del cielo nunca baja.

La caja era de cartón,

la pintamos de colores,

en un teatro guiñol

se convirtió, señores.

La olvidamos unos días,

sola estaba en un rincón,

ideamos melodías

y la usamos de tambor.

Ya la caja va que salta,

pintada de barco en olas,

solamente hicieron falta

papel maché y crayolas.

Con unos cuantos recortes

un adulto abre unas puertas,

es estadio de deportes

o una casa de muñecas.

Casi va a desbaratarse,

no la vamos a tirar,

porque puede reciclarse,

y volverse a utilizar.

 

Don Patotas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s