Hemorragia – 3 de 10

21

Te tengo que decir muchas cosas, pero no puedo. Esta mañana cae tan densa como una costura imposible, me siento una araña. Te miro con mis cuatro ojos, seca entre los hilos.

22

El cuchillo de carnicero se comba, lentamente, goteando perlas rojas que forman una línea que atraviesa la luna plateada. Alguien se desploma y gorgojea.

23

El bolígrafo hincado en la venas, succionándolo todo. La hoja de carne, absorbiéndolo todo.

24

Un ocaso con sabor a carne. Una tierra quemada por la que me nuevo cómodo. Súplicas que desoigo.

25

Este puzzle de muerte está decorado con guadañas y cabezas cortadas, este espino crece con la sangre fácil.

26

Come, come. Bebe, bebe… De la fuente de la muerte. Que tus ojos se pongan en blanco, que el éxtasis hemoglóbico te atraviese de placer.

27

La sangre también deja costras y tus uñas largas, sucias, se empeñan en rascarlas. Te gusta ver los ríos bermellones manar entre las cordilleras óseas.

28

El rosal te llena de heridas. Los pájaros cantan disonantes. Te enredas más y más entre las espinas.

29

Entre la noche y el día queda espacio para colocar el corazón que te arranqué a tirones, con mis propias manos, de tu carcasa fría.

30

No sueño mucho. No quiero. Los ojos son jugo rojo. La boca plasma bermejo. Las manos pasta blanda ensangrentada.

 

 

Joan Baladre

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s