61676

1 en un millón, una verdadera rareza,

casi como el suceso de que ella no pudiera cerrar un caso

ese día no sucedió así, aunque sin duda lo hubiera deseado.

 

98.7 de efectividad, lo más que podía lograr un humano,

quería alargar su tiempo, sabía que estaba contado

muy joven para retirarse, muy vieja para mirar a otro lado.

 

10 drones destruidos en un mes, víctimas de uso mensajero

se apilaban en una banqueta,”Un veterano con odio a la tecnología”,

pensó lo fácil que sería: 55 años… Lucas, un soldado de infantería.

 

30 años desde el último de ellos que luchó en una guerra

ya no se requerían, los robots salvaron sus vidas

sólo un puñado de técnicos ahora le sustituían.

 

825 casos resueltos, él no era el primer hombre enojado en su camino

sólo buscaba algo de atención, su rifle era un acto de desafío

eso decidió a sólo unos kilómetros de llegar a su destino.

 

2 tiros al aire y  le apuntó a ella apenas se había identificado.

“¡Capitán Lucas! ¡Yo no soy un dron! ¡Yo puedo disparar de vuelta!

¡Baje el arma antes de que alguien salga lastimado!”

 

3 metros desde el suelo lo vio, en la azotea de su casa

la viva imagen de un desencantado rebelde con algo qué probar

se desvaneció toda esperanza de poderlo salvar.

 

1  vez más le advirtió parar con su actitud de bravado

él sólo le dijo que la había estado esperando, un tiro más soltó

al dron que iba pasando, cayeron al mismo tiempo  como coordinados

 

5:16 de la tarde, hora de muerte y avería,

ella había matado antes, pero algo le retenía

no podría cerrar el caso  sin resolver esa inquietud

 

4 flashes dio el dron caído como medida de emergencia

así buscaban ayuda en caso de derribo

ella lo tomó para abrirlo y todo tuvo sentido.

 

61676, era su número de placa, muerto en acción

¿Todavía era eso posible?, uno en un millón

una rareza sin duda, el dron llevaba un mensaje de sepultura.

 

2 lágrimas derramó, una por cada tiro acertado.

“¿Esto era lo que querías? No tenía que morir nadie”.

Sin esperar un segundo más, llevó la noticia al final de la calle.

 

 

Sobre la Autora: Sofía García-Bullé (Monterrey N.L.) – Es una copywriter regiomontana que escribe desde los doce y solo tiene hambre de letras y pizza (más frecuentemente de pizza). Se dedica principalmente a combatir el silencio, el ansia de crear y la mala publicidad… 140 caracteres a la vez. Se le puede encontrar con frecuencia en redes sociales opinando sobre temas que nadie le preguntó y compartiendo contenido sobre ficcion, tecnología, feminismo y animales lindos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s