Entre mundos

En el principio, Dios creó los cielos y la tierra… todas las tierras, entre el tercer y cuarto día colocó vida entre ellos, no en todas partes. La primera y segunda misión tripulada en marte encontró polvo, tierra y enormes cantidades desbordantes de nada, insistimos, optimistas, la tercera misión al satélite Europa obtuvo hermosas fotografías de Júpiter, algunos mencionaban la implicación de fuerzas alienígenas provocando fracasos en las misiones, linda historia, suena mejor que la crisis nerviosa de tripulantes estresados que deciden dar vuelta a la nave, fijando rumbo a la canica azul, la tripulación de la segunda misión a punto estuvo de matarse por algún asunto relacionado con la temperatura adecuada del agua para té verde, la comisión de exploradores decidió invertir en crio-sueño en la tercera misión, registraron el satélite por cuarenta días, siete sondas exploraron el océano bajo las capas de hielo, ¡mucha nada!, insistían, quizás en el fondo, quizás más profundo.

Algo en ti se pierde cuando te alejas de tierra firme, como si tuvieses tiempo límite para flotar en el vacío antes de perder la cordura. Las comisiones denegaron exploraciones tripuladas que superasen la órbita de Júpiter, por otro lado, las misiones mineras entre Marte y Júpiter florecieron, los asteroides son fuente de hierro, cobre y cantidades de elementos y minerales útiles. Los ganchos, naves encargadas de interceptar, marcar y remolcar rocas en formación con órbitas controladas, son automáticos, los Mineros Analista de Estratos Extraterrestres de Órbita Artificial no lo son, bonito nombre para gente que golpea roca en medio del vacío, es mi labor extraer muestras, presionar botones y mandar datos, suena asombroso, cuando accedí al trabajo parecía lo más emocionante fuera del mundo, ¡tremendo idiota!, puedo escucharlos hablando de la majestad y belleza del espacio, si, los primeros días la emoción impregna tus actividades, pero tras un par de días, el espacio deja de ser emocionante, se muestra como un lienzo negro con puntos relucientes, la cabina de navegación no es más emocionante, puntos con números y puntos parpadeantes sin números.

El analizador es una versión compacta de un espectrómetro de masas, colorímetro, aparato de Orsat, detector de Grisú y otros noventa o cien aparatos, todos acomodados en un práctico maletín plateado, analiza lo que sea que arrojen en el trasto, la pantalla muestra motones de líneas con números. Nos mandan en grupos de siete, 2 analistas y cinco xenobiologos, todos de pésimo carácter, mi última compañera ocupaba su tiempo señalando lo grotesco de mi labor.

<<Si existe vida, tus desastrosos métodos la erradicarán>>

El viaje al cinturón fue particularmente desagradable, los xenobiologos acostumbran permanecer en crio-sueño, pero ella insistía en despertar cada dos días, revisar sus aparatos y gruñir, yo debía aguantar, no existe la paz del sueño para los incubados en serie, supongo que si muero, pueden incubar otro, es algo que no entiendo, si pueden gestar personas en úteros artificiales al menos podrían cuidar algunos detalles, quitar defectos, dientes chuecos, hacernos atractivos, la humanidad necesita personas hermosas.

Curioso, pensé en deslizarme bajo las científicas bragas de mi gruñona cohabitante solo después de instalarnos en el asteroide base, no ocurrió, pero mira que lo pensé, no es decoroso, cierto, no para un premio Pulitzer de… no recuerdo el título, lo importante es que gané, ocurre que encontré aquello que buscaban los xenobiologos, la maldita cosa arrojaba positivo en cada prueba, cobre, platino, calcio, cianuro, helio, positivo en todo, una masa con la consistencia de un moco y el color del vacío entre estrellas, la primera muestra de algo vagamente parecido a la vida fuera del planeta natal. Fue agradable, aplausos, sonrisas, estrechar manos, conocer personajes importantes, aparecer en boletines de prensa, echo todo esto, de vuelta a las minas, mientras tanto en el mundo, la maldita cosas servía para todo, si la colocabas en cultivos de aminoácidos reproducía los aminoácidos, células, minerales, cada prueba sobre la sustancia arroja resultados distintos, no sabíamos que era, pero respondía ordenes, de algún modo, respondía a las intenciones, colócalo en cultivo de células cancerosas deseando que las erradique, ocurre, derrámala sobre pan para que se reproduzca, lo hace, todos estaban encantados, gonorrea, viruela, gripe española, todas las enfermedades que mutaban en variedades agresivas tras cada nuevo antibiótico tenían ahora cura, tres años después de las primeras vacunas todo mejoró, ¿tus riñones no funcionan?, elixir negro, ¿necesitas riñones nuevos y no puedes acceder a trasplantes?, elixir negro, ¿te falta una mano, un pie, un miembro?, elixir negro, ¿infertil?, elixir negro, curaba todo, solucionaba todo, la ambrosía de las leyendas, la piedra filosofal caída del cielo… los motores casi están preparados, al grano, después de seis años todo marchaba excelente, en el séptimo año Dios estaba descansando.

¿No soy conciso?, lo intentaré… quien sabe si alguien recibe o reproduce el mensaje, ¿dónde estaba?, ¡la caída!, sí, todo era aplausos y risas, el séptimo año, después de las vacunas, aparecen las primeras alertas, la mitad de la población despierta con apéndices nuevos, amígdalas extraídas crecían de nuevo, apéndices inútiles brotaban en su lugar, nada de qué preocuparse, aseguraban los médicos de las redes, para los padres de las generaciones posteriores al elixir negro, no preocuparse resulta difícil, sobre todo cuando al niño le brotaban branquias en clase de natación, los medicados por déficit de atención lo recordaban todo, ¡todo!, memoria fotográfica, fue bueno hasta que degradó en demencia, verán, cuando un infante practicaba el nado, esforzándose por aguantar la, algo en sus sistema, algo contaminado con el elixir, identificaba esto como una deficiencia, procediendo a corregirlo, ¿corres despacio?, aquí tienes nuevos músculos, ¿gritas mucho? quizás necesitas mejores cuerdas vocales y pulmones más grandes, ¿problemas auditivos?, toma nuevas orejas más grandes y mejores, ¿experimentas dolor?, en seguida eliminamos el sistemas nervioso culpable, ¿mujer infertil?, ahora mismo hacemos que todos tus óvulos queden fecundados, si sobrevivías a la mutación, las cosas marchaban bien, un tiempo, en caso contrario, quedabas echo tal amasijo de carne que podías olvidarte del servicio funerario con ataúd abierto, directo al crematorio.

Suspendieron los tratamientos con base en elixir tarde, estaba en los alimentos, en los cosméticos, ropas, bebidas, fumigantes, se usaba para fertilizar la tierra y engordar ganado, se aferraba a tu código genético cual trampa para oso.

Trayectoria… tiempo en crio-sueño… sistema de incubadoras, otro diagnóstico y nos marchamos, bien, sesenta por ciento de la población mutó en deformes engendros que ni una madre podría querer, pasados el punto en que existían más enfermos que médicos, los hospitales pasaron a ser lugares donde amontonar bultos agonizantes, gracias a mi trabajo, y a las insípidas barras para mineros, no fui afectado… lo admito, usé maquillaje, es verdad, pero solo un par de ocasiones, no importa, en un mundo de deformes soy ahora el más guapo.

<<Alerta de proximidad, perímetro exterior violado, condición dos en el complejo>>

¡Mierda!, si, pues… ocurre que, un sector de la población, quienes no pasaron a ser amasijos de dientes y pelo con cerebros dotados y cuerpos inservibles, adoptaron formas interesantes, por decirlo así, personas de dos metros y medio de alto con brazos largos como chimpancé, un exoesqueleto cubriendo parte del pecho y espalda, enormes dientes con dos pares de incisivos particularmente grandes y fuerza enorme es lo que ronda ahora por las ciudades, las hembras dan a luz de siete a doce crías por vez, todas listas para cazar y alimentarse solas, venenosas hasta los trece años, asombroso, sería genial si el comportamiento distara tanto del adulto educado promedio, parecen jaurías de lobos incapaces de conducir autos, escribir, debatir o disfrutar de un buen partido de futbol, todo un encanto… son, son fuertes, de camino a la base, Ezequiel intentó matar un par, vació el cartucho del arma para detener uno, usó dos granadas con el segundo, aun le quedaban tres cargadores, pero un tercero salido de… dios sabe dónde, lo partió en dos, ojalá Adriana lo hubiese logrado, y bueno, el compuesto se integró a la cadena alimenticia, el resto de la biología muta en interesantes nuevas especies, todas con particulares preferencias por la carne. No existe forma de saber si mutaré en un engendro o en un loco simio acorazado, aun cuando mi exposición fue mínima, eso nos trae a la cuestión actual.

<<Alerta de proximidad, perímetro secundario violado, condición uno en el complejo, grupo de seguridad en la compuerta seis>>

Al diablo con el segundo diagnóstico, si alguien recibe esto, sepa que mi destino es la estación KAH-0092, un gancho que tiene cinco asteroides de buen tamaño, para cuando lleguemos puede que capture más, nos desplazamos en la hermosa Helion, rumbo al crucero MC. Hunza, en la órbita superior.

<<Vigésimo segundo cuerpo de seguridad a bóveda siete, segundo batallón en estaciones dos a ocho>>

Buena idea, lo sé, me hace pensar, deben quedar pocos en el mundo si el crucero sigue esperando, solo, con todos los recursos para un viaje largo… espero que alguien más espere en la nave, supongo que la tripulación en turno encargada del mantenimiento sigue trabajando, con suerte no fueron contaminados y la mayoría serán lindas señoritas, espero.

<<Protocolo M-92 en proceso, esto no es un simulacro, esto no es un simulacro>>

Aquí entran ustedes, en caso de llega a salvo al crucero, espero, buena gente de la nave, que no disparen, llevo con migo siete contenedores con óvulos fertilizados del banco Cerberus, todos previos al uso de elixir negro en fetos, sin modificar, sin alterar, la mayoría destinados a trabajos de minería en el cinturón, recuerden buena gente de las estaciones, la clave de la supervivencia es la diversidad genética, tengo a mi disposición nueve capsulas para sueño criogénico, faciliten el acoplamiento de la nave y podremos disponer de ellas en turnos. Este mensaje servirá como lección para las nuevas generaciones de incubados y como salvo conducto, no me derriben.

<<A todo el personal, evacuen estaciones, a todo el personal, evacuen estaciones>>

Ahora que lo pienso, es gracioso, tantas misiones a Marte y Júpiter, y resulta que la forma de vida alienígena esperaba a mitad del camino… Eleazar Antonov Barajas se despide, deseándoles lo mejor, feliz fin del antropoceno (edad del hombre) y próspero nuevo y extraño mundo.

 

Sobre el Autor: David Martínez Cervantes (Ensenada Baja California, 1989) –  Pasó por cuatro escuelas distintas durante la educación primaria, estudió en dos secundarias diferentes, dos preparatorias y solo una universidad, ha tenido más empleos de los que puede recordar (no por que fueran muchos, tiene mala memoria, en especial con los nombres y apellidos). Taquero durante la mañana, técnico en computadoras por la tarde, escritor aficionado en las noches.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s