Tristeza de metal

Camino a la guerra.
La muerta acecha.

Por un sendero de tierra,
el sol viste de oro
tu cuerpo de acero.

Petrificado quedaste.
Frente a ti,
con miradas desafiantes,
miles de seres iguales
a tu creador.

No lo soportaste más
y de rodillas,
ante tanto dolor,
caíste.

Una lágrima escasa, finalmente,
brotó de tu corazón metálico
y por tu esculpida cara
desfilando,
se esfumó.

Sobre la Autora – Azul Aimé Carrizo Aranda: Es de Puerto Madryn, Chubut (Argentina) y tiene once años.

Anuncios

Un comentario sobre “Tristeza de metal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s