Poetas del sexto milenio

De milenios pasados la poesía
he debido comenzar a investigar
y he aquí que en versos digo en este día
aquello que he podido yo encontrar

Resumir la cuestión ha sido duro
y muy fuerte el lenguaje utilizado
que me entienden ustedes es seguro
pero que lo sientan es ya más delicado

Fue de hecho “el sentir”, esa palabra
que incomprensible ha sido declarada
por ser abstracto aquello de que habla
que pudiera confundirse con la nada

En algunos de los siglos hubo esquemas
como este que se expresa aquí en mis letras
donde el idioma fluía con recetas
que jugaban con frases y fonemas

Era rima el nombre que le daban
y había reglas precisas en sus formas
y algunos “poesía” la llamaban
respetando sus figuras y sus normas

En mi trabajo
que expongo aquí
múltiples formas
yo conseguí
y aun no entiendo
!Todo es sutil!
juegos de lengua,
palabras mil,
formas de rima
como esta aquí
más la poesía
no descubrí

Y a las rimas y expresiones
que métrica llamarían
de pronto le añadirían
las bellezas e intenciones

¡Otro concepto anticuado
era aquel de la belleza!
por muchos “genios” tratado
consistía en la grandeza
de versos (líneas de texto)
que reflejaban, sin par,
palabras como pretexto
para poder exaltar
algo que al final pudiera
al sentido estimular:
Colores, sabor, texturas
sonidos, formas y más.

La intención era escondida
para que el sabio lector
resumiera internamente
sentimiento y sensación
que algún autor expresara
con versos en condición

Luego fue observado un cambio
en la versificación:
y se desdeñó la rima
quitando estructuración

Me perdonan ahora.
Se complica en algo la escritura
por un sentido
denominado ritmo
o vida
o sentir
tan abstracto
como los otros.
Lo llamaron verso libre
y pretendía brindar
con juegos de palabras
esa belleza previa
a los escritos.
Algunos poetas le agregaron la intención
y los sentidos
y era todo más complicado
porque el sentido,
se dice,
era la comunión entre lo que decía el poeta
y lo que entendía el lector.

Luego vino el cambio terrible de la historia
fatal, cruel, consecuente, lógico
y todo lo previo fue descartado
y no hubo sentido
solo expresión
de lo que quería decir
el poeta.

Sólo un tiempo después,
en la reacomodación,
surgió de nuevo la primera fase
en la que pareció triunfar algo
que regresó como “romanticismo”.

Era el tercer milenio.
El ser había comenzado a superar el desastre,
la locura del “calentamiento”,
de los errores educacionales,
de la superpoblación
de la “pérdida de valores”
y recomenzó una poesía
donde se habló de un renacer.

En el cuarto milenio
el ser era energía.
Energía concentrada en los cuerpos humanos,
en las geométricas figuras que hoy conocemos como cuerpos
pero con centro en la energía.
Sobraban las palabras.
Cada “humano” entendía al otro por medio de la energía.
Y entenderse era sencillo:
Bastaba comprender qué acción se quería desarrollar
y dar respuesta.

Esa era la vida:
todo era lógico, establecido, directo.

Aquí se cuenta que fue el principio y el fin de los verdaderos poetas.
Mi investigación no llegó hasta allí:
No hay evidencia.
Se cuenta que los poetas eran seres energéticos
con cuerpo humano
como nosotros
con pura energía
como nosotros.
Para describirlos, no puedo hacerlo en nuestro actual lenguaje.
Debo remitir a citas de lenguajes pasados,
de testimonios pasados
de evidencias sostenidas en lenguaje.

Muchos no me entenderán
y lamento romper en este momento
la rima, la métrica, el verso libre
o cualquier esquema que hubiese sido la poesía
pero no puedo nombrar a los poetas del cuarto milenio
sino con el lenguaje del tercer milenio.

Decían que el poeta del cuarto milenio,
pura energía,
cuando miraba rescataba sensaciones
y penetraba en ti con mil colores
y texturas
y en sus ojos se expresaba
la profundidad de los mares
de las galaxias
del microcosmos
del macrocosmos.
Que cuando hablaba el poeta,
su voz mezclaba música
no como secuencia de sonidos,
sino como una energía que te recorría
internamente
Que cuando el poeta hablaba,
aquellas sensaciones
que hoy son ejercicio para nuestra masa humana
recorrían el cuerpo
y de una u otra manera
llegaban a los sentidos
que, como diccionarios,
comprendían palabras extrañas como amor, calor, sentimiento, alegría, risa.

Que los poetas te hacían sentir los juegos de parejas
como el alimento de las cortezas cerebrales,
Nerviosas,
Sanguíneas,
Cualquiera fuese el significado de estas últimas frases.

Que el poeta,
fuese hombre o mujer,
podía hacer brotar lágrimas
ya no como ejercicio
sino como expresión
a veces sin siquiera ponerle nombres
como evocación
o transferencia
o simple sentimiento.

En el quinto milenio
no hay poetas.

Hemos logrado vencer a la muerte
hemos logrado vencer las enfermedades
hemos logrado vencer el dolor.
Los sentimientos, el sentir, el sexo, los placeres,
son ejercicios para nuestros cuerpos
que de otra forma estarían inertes en sus contenedores.

Nuestros contenedores resguardan la energía
y nuestros computadores recrean los ejercicios para ellos.
Doy las gracias por su amable atención
(sé que la conciencia universal
llevó mi ejercicio a todos)
y les recuerdo (ya ustedes lo saben)
que he tenido respuestas:
Ya ha habido varias esencias
que han pretendido a eludir la “rigidez” de sus contenedores
y han expresado su deseo
de ser
Poetas.

¿Será ese el renacimiento del sexto milenio,
como establecen las profecías?

 

 
Texto ganador del segundo lugar de la categoría de poesía del Certamen de cuento y poesía de ciencia ficción José María Mendiola edición 2016.
“Poetas del sexto milenio”
de Miguel Humberto Hurtado
Miranda, Venezuela.

Anuncios

2 comentarios sobre “Poetas del sexto milenio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s