El Frankenstein de Sergio Vicencio

¿Un ejemplo de lo que las letras jaliscienses necesitan?

Las adaptaciones de obras clásicas de la literatura al lenguaje del cómic son casi tan antiguas como la narración gráfica en sí misma. Tal es el caso de las ilustraciones del ginebrino Rodolphe Töpffer, considerados por muchos como el padre de la historieta, cuya obra estuvo elogiada por Goethe. En ocasiones ha sido por este medio que obras originalmente escritas en prosa han logrado una mayor difusión de masas, tal es el caso de la colección de “Novelas Mexicanas Ilustradas”, realizadas con apoyo de la Secretaria de Educación Pública en los años ochentas y que dieron a conocer en versión gráfica: “El Complot Mongol” de Rafael Bernal, “Santa” de Federico Gamboa, “Tomochic” de Heriberto Frías, “Batallas en el Desierto” de José Emilio Pacheco, entre otros muchos títulos.

Específicamente el género del horror ha sido una forma de imposición de estilo por algunos autores ya clásicos, tal es el caso del argentino Horacio Lalia que impuso su dibujo arduamente obscuro y espeluznante sobre textos de autores como H.P. Lovecraft, Horacio Quiroga, Robert Louis Stevenson y algunos otros, con un resultado arduamente convincente en su calidad gráfica y literaria.

En lo que actualmente se conoce como novela gráfica, ha destacado mucho la novela de Mary Wollstonecraft Shelley, “Frankenstein o el Prometeo Moderno”, desde la adaptación basada en la película de los noventas, protagonizada por Robert De Niro y dirigida por Kenneth Branagh, hasta la del italiano Guido Crepax, más conocido por un estilo erótico y específicamente por su personaje Valentina. Aunque sin duda la versión más conocida es la del dibujante norteamericano Bernie Wrightson, que le ha quitado mucho de la estética del mal gusto al cómic de horror estadounidense (muy presente en la revista Creepy) y se ha convertido en una referente estética que ha trascendido las viñetas a nivel mundial.

Es notorio que pese a la casi nula industria del cómic mexicano, también haya una versión independiente del ya famoso monstruo de Shelley, obra del tapatío Sergio Vicencio, ganador del Tercer Premio de Novela Gráfica JUS con “En el Espejo de Arena”.

El comenta lo siguiente en relación a que originalmente Frankenstein  fue una petición que se le hizo de forma preliminar como parte de un proyecto académico que no se llevó a cabo y que estuvo realizado totalmente a mano, fue en ese proceso en que afirma que se enamoró del monstruo, se le ha relacionado con la fealdad, cuando en realidad la criatura es un poeta que aprendió a hablar y a leer con la Biblia, “El Paraíso Perdido” de Jhon Milton, “La Divina Comedia” de Dante y “Las Desventuras del Joven Werther” de Goethe, entre otros clásicos que se mencionan. De hecho, pese a que incluyó muchos epígrafes, en donde sobresale uno del grupo Amorphis, el primero de todos es el único que aparece también en la versión en prosa:

¿Te pedí, por ventura, creador,

Qué transformaras en hombre

Este barro del que vengo?

¿Te imploré alguna vez

que me sacarás de la oscuridad?

Jhon Milton, El Paraíso Perdido.

       El estilo que maneja en la representación gráfica no se parece a la de otros autores, procurando ser lo más original posible con un aspecto semiótico peculiar como lo es el manejo de una nulidad en ciertos ojos, hasta que con el avance de los hechos, el personaje metafóricamente  los ha abierto o cerrado en la mirada de su alma. El caso más curioso es el del capitán Robert Walton al que nunca se le llegan a ver sus pupilas, ni  cuando llora por la muerte de su nuevo amigo Víctor Frankenstein, que se convirtió en todo lo que él necesitaba, un amigo a quien escuchar y que a la vez lo escuchase, aspecto que es muy notable en las cartas escritas a su hermana Margaret de forma reiterativa. Este último elemento estuvo muy presente en la criatura a la que siempre se le vieron sus pupilas hasta el momento que lee el diario de su creador y decide manifestarse a la familia de la que había aprendido algo de humanidad, antes de convertirse en el monstruo que fue después.

Y en un sentido estricto de la palabra será cierto que ha Sergio Vicencio aun le hace falta mejorar en algunas cuestiones de su dibujo, específicamente en el manejo del achurado y la anatomía humana, además de que sus rostros aunque expresivos están llenos de símbolos reiterativos en el dibujo como lo son las aletas en las narices, pero eso no impide un buen entendimiento en su narrativa, con todo y que parte de su originalidad consiste en romper reglas muy específicas, como lo es el abuso de los primeros planos, a lo que comenta que mientras no haya ambigüedad, todo es válido. A su criterio al romper las mencionadas normas puede que le cueste más trabajo al consumidor asimilar el producto; pero te topas con lectores más nutridos.
Expresa también que su narrativa tiene algo que llama la atención, ya que promovió que algunos niños autistas aprendieran a leer de forma sobresaliente, otro de las grandes herramientas de este medio.

Sobre el género del terror, el jalisciense comenta que nadie que haya conocido la historia de Frankenstein podría decir que verdaderamente es de terror. Hay disputa sobre si forma parte de la Ciencia Ficción, la fantasía visionaria del Siglo XIX de la que tanto habló Italo Calvino o es romanticismo puro. Mary Wollstonecraft Shelley no tenía conocimientos de ciencia mientras que su padre y su esposo sí. Todos conocieron y apreciaron los espectáculos de Luigi Galvani, pero no se descifra ese procedimiento a fondo en la novela, por lo que no puede ser Ciencia Ficción, así que a su criterio se trata de un antecedente del romanticismo con muchos elementos propios de la Fantasía.
Al respecto un elemento muy interesante es el momento en que Víctor está creando al monstruo, pues no se específica gráficamente que tipo de maquinaria utiliza, al contrario dicha viñeta de una sola página representa una arcano del Tarot, el mago. Anteriormente fue el hermitaño y posteriomente el arcano sin nombre para finalmente representar al diablo en el momento en que estuvo lista su creación. Por lo que dichos elementos semióticos nos hablan más de una metáfora de jugar a Dios que de un elemento propiamente científico.

Finalmente él comenta que en su papel de tapatío se enorgullece de dedicarse a la fantasía y a la novela gráfica. Expresa que cuando lo fantástico tiene un auténtico mensaje, llega a ser más fuerte al lector. Dice que en este estado debería de haber muchos más como Guillermo del Toro que supo innovar y romper clichés al dedicarse al género fantástico en sus guiones de cine. Ya que la literatura jalisciense está llena de constumbrismo, de literatura campirana tradicionalista y la actualidad abundan los poetas,  los anti poetas y los que creen que son poetas sin en realidad serlo; pero han dejado por un lado a otros géneros como la dramaturgia y sobre todo a la historieta. ¡Por lo que lanza un grito desesperado al medio! Dice que como autores de cómics, necesitamos que el país abone recursos al medio, no se puede perder la poca historieta que existe y se sigue produciendo, no se puede dejar que muera. Por lo que para llegar a una conclusión de esta entrevista. ¿Será que las novelas gráficas de Sergio Vicencio  son un ejemplo de lo que las letras jaliscienses verdaderamente necesitan?

(Gerardo Martínez Acevedo “Efrén Bantú”, parafraseando la entrevista concedida por Sergio Vicencio)

Sobre el autor: Gerardo Martínez Acevedo, “Efrén Bantú” (Matehuala, SLP, 1980) – Ha sido actor de teatro, locutor de radio y actualmente es feliz como profesor de bachillerato y dando talleres de historieta para niños, fue fundador de la revista P.U.T.A, primera publicación de cómic underground de Jalisco. Ha colaborado en las revistas Matices de Alemania, Characato Cómics de Perú y actualmente escribe el guión del cómic “Guadalajara 2040”. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s