Noctivago

I

Sombras fugaces
el espectro permanece
el tentáculo calcula
la distancia sigilosa
entre lo ayes y el suspiro

La sombra mortecina crispó
la nacarada mancha de mi cuerpo anochecido
mapas espectrales
que deambulan
de uno a otro labio

II

Visitaciones
a la distancia
la carne se somete a su destino
sucumbe, hace daño

En la entraña oscura
mis brazos se compactan
en un lazo que no llega a concretarse

III

Banalidad
Nefasta mutación
de los sentidos
se gesta, se desata, se lamenta
se corroe y me corroe
se alimenta de mi víscera cardiaca
agrandándose
compacta la conciencia

En el ente silente
la memoria aborta sentimientos
donde la nada es todo
y todo
termina y comienza en tu mirada

IV

Autoimagen
ligera vacilación
generadora vehemente de deseo
que aloja y desaloja mis memorias

El tiempo se congela
en tanto
muero en el hueco de tu mano
instante suspendido
en un segundo

V

Te esperaba
ante el espejo
acumulo las horas descifrándome

Caminante nocturno
emerges de la nada
que habita al reverso de las cosas

 

Poema extraído con el permiso de la autora de su obra “Crónica Fúnebre de lo que siempre vuelve”.

Acerca del autor: Mónica Carrillo (1966) Profesora de educación preescolar. Licenciada en  Educación especial. Maestra en Educación Superior. Diplomado en creación Literaria, Instituto Mater, A. C.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s