Stranger Things

“¿Qué es eso que todo el mundo dice que es “Stranger things”?¿es una película o que?” Es lo que algunos rezagados todavía se preguntan, la respuesta sería una serie de televisión, pero ¿en serio necesita la televisión para ser eso? Como sabemos, Netflix no tiene horarios, a veces suelta por semana, y otras de a montón, en cuyo caso es eso que ya no puedes nombrarlo como serie televisiva, sino que está únicamente dentro de la plataforma de Netflix. Los hermanos Duffer, guionistas de la serie fueron los que dijeron que se podía lograr eso, pero también rescatar la nostalgia de lo que era vivir en los ochentas (no me miren a mí, yo nací en el ochenta y cinco, así que no tengo conciencia de la época). Ya varios han dicho las referencias a Steven Spielberg, Stephen King y John Carpenter, esto es lógico pues resalta de inmediato el formato de suspenso con la intriga fantasmal, desde el formato en sus letras y desde la música, que es de la banda Survive, quienes desarrollan ese sonido particular que recuerda a “Blade Runner” (y a muchas otras series). Pero cómo es una serie podremos contar parte del primer capítulo, que es el secuestro de Will Byers, quien es muy amigo de otros niños que son lo que en su momento los tildaron como nerds, y ahora serían frikis (antes de que eso fuera mainstream). Tienen sus partidas de jugos de rol que duran hasta diez horas, y además hablan los Hombres X como los comics que más leen, la suerte los lleva a conocer a otra niña, quien se identifica a sí misma como “Eleven” (“El” para hacerlo más corto, Número Once para quienes hicieran experimentos con ella). Dentro de la historia resalta el mismo suspenso de abrir portales, y de vivir la época sin celulares ni laptops, aunque la comunicación se podía hacer por radio. Cómo toda buena obra ochentera, comienza con un misterio sin resolver (inserte el tema “Unsolved misteries”), la desaparición de Will se da por una especie de sombra, monstruo, extraña cosa del otro mundo (sí, también sale un afiche sobre esa película). Tenemos a una madre histérica, Winona Ryder que deja a su hijo ser tal y como es, pero tiene problemas con su exesposo, de quien se está separando. Los nostálgicos por los ochentas dirán que es un tema ya visto y que pocos podían renovarlo, pero nos hermanos Duffer lograron hacerlo. En total son ocho capítulos que reviven la experiencia de los ochentas, y me atrevería a decir que de la primera transición de los noventas, para quienes todavía nos teníamos que limitar a ver películas dentro de horarios familiares, o meternos a funciones acompañados de un adulto.

¿Qué es lo que puedes esperar en esta serie? Nostalgia,referencias a tu infancia porque ahora eres un maldito chavorruco, eso si tienes más de treinta años, pero si tienes veinticinco o menos sólo verás que te quieren vender un momento en el que verás las narrativas pasadas en las películas ochenteras y eso tampoco está mal. Yo me atrevo a decir que además de lo obvio también pusieron referencias del manga y película animada “Akira” de Katsuhiro Otomo, esto relacionado a los poderes mentales, el nuevo modo de hacer cortes en el que cada historia va directo a la situación confusa en la que viven todos sería algo muy de esta época, pues muchas veces nos mostraban sólo una historia. Pero aquí vemos a los niños, los adolescentes, los adultos y los que buscan ocultar aquel misterio de lo que les salió mal. Esto en las generalidades, en lo particular lo que me gustó además de lo que muchos ya han mencionado es el recuperar el tiempo, cuando usar una navaja, un hacha o gasolina no era algo necesariamente de adultos, donde todos podían participar y regresar a casa tranquilamente ¿podemos esperar una segunda temporada? Seguramente, dejaron algunas incógnitas que se tienen que resolver conforme vayan desarrollando y grabando la nueva temporada, mientras tanto habrá que seguir esperando por más durante un año (es una probabilidad, ya que Netflix sabe muy bien de su negocio).

Sobre la Autora: Laura Elena Sosa Cáceres – (Reynosa, Tamps. 1985) tomó el diplomado literario de la Sociedad General de Escritores de México, es licenciada en Letras Mexicanas por la UANL (2008-2013). Escribe como columnista invitada para periódico “El norte” y en su blog personal. Fue antologada en “Cuadrántidas” (poesía sci fi) y “Mundos remotos y cielos infinitos”, tiene tres libros de autora que son “Con los restos a aquellos añejos” y “Con los añejos a aquellos restos” (variación del mismo libro de relatos), “Amantes del plenilunio” por parte de POETAZOS, y “Hemólisis”, que es el libro más actual.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s