Yo tengo un solar

Yo tengo un solar baldío

atrás de la casa llena

donde canta la paloma

y se mece la azucena.

 

Yo tengo la casa llena

de gritos y algarabía

con nietos que me visitan

y los hijos que me esperan.

 

Para poderles contar

a los nietos mis consejas

debo llevar bien a cuestas

de los otros sus tristezas.

 

Yo tengo un solar vacío,

cuando se alejan mis nietos

cuando calla la paloma

y se muere la azucena.

 

Y mis hijos desesperan

que no pueda llevar a cuestas

sus tristezas y alegrías,

porque yo tengo mis penas.

 

Adán Azuara Espinoza (Platón Sánchez, Ver 1912 – Tampico, Tamps 2011) Inició como empleado de correos a los 21 años y posteriormente fue telegrafista a partir de 1937 empezando en la oficina de San Andrés Tuxta (Veracruz), Huejutla y Chapulhuacán (Hidalgo). En 1949 llega a la oficina de telégrafos de Tampico. Sus influencias fueron  Salvador Díaz Mirón y Federico García Lorca. Recopiló sus poemas inéditos en 1960, de esta obra solo existen dos copias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s