“La Danza de la Conquista” en las propuestas de Italo Calvino

En la actualidad el cómic o historieta ha tenido una revaloración editorial de importancia entre los lectores mexicanos, ya que ha dejado de considerarse un fenómeno exclusivamente infantil o juvenil, para ser consumido en  mayor cantidad por adultos. Además de que se ha dejado de catalogar al término cómic, como sólo ligado a la producción del “Súper Héroe” estadounidense. Por lo mismo será necesario hacer una definición del mismo a cargo del teórico español Miguel Ángel Muro Munilla:

“Un medio de comunicación de masas, basado en imagen dibujada y por lo general, palabra escrita, en papel, con un código sencillo (en apariencia), y con tendencia a la rigidez o al estereotipo de alta rentabilidad informativa, de finalidad predominantemente evasiva y transmisora de valores ideológicos instituidos, que puede tener cualidad estética, lírica o satírica, se realiza en unidades mínimas (viñetas o lexipictogramas) que se articulan entre sí, en secuencia, para formar una tira y, en su caso, unidades superiores (página, cuadernillo) con las que desarrollar una historia, un “gag” o un concepto” (MURO MUNILLA, Miguel Ángel (2004), Análisis e Interpretación del Cómic, Ensayo de Semiótica, España: Universidad de la Rioja, pp. 63).

La mencionada revaloración en gran medida ha sigo gracias al surgimiento de la Novela Gráfica que desde hace algunos pocos años invaden las librerías mexicanas, ya que anteriormente los cómics, ya se hayan llamado “Pepines”, en la época de oro de la historieta mexicana, ya se denominen “Mangas” o estilo de narrativa gráfica muy de moda entre los adolescetes latinoamericanos hasta fechas recientes, ya sea el género del “Súper Héroe” estadounidense muy fomentado por las películas de Hollywood, que debido a su comercialización para todo público no han dejado de ser criticados, se podían conseguir casi de manera exclusiva en puestos de revistas. Mientras que en la mencionada Novela Gráfica, el lector encontrará publicaciones europeas, del medio oriente, latinoamericanas (primordialmente argentinas), un estilo norteamericano de hechos reales, como el curioso caso de Peter Kuper que narró por este medio su estadía en Oaxaca, y de manera peculiar, publicaciones mexicanas.

Dentro de las viñetas mexicanas, la primera novela gráfica como tal, fue “Operación Bolívar” de Edgar Clement, publicada por primera vez en los años noventas. Ahora dicha producción editorial a crecido con autores como Bernardo Fernández “Bef”, Patricio Betteo, Augusto Mora, Sergio Vicencio y Francisco Haguenbeck entre otros muchos. Al respecto, ha sido notoria la creación historietistica de Raúl Treviño, nacido en Monterrey, México en 1977, al ser galardonado con el 1er. Lugar a mejor obra en el Concurso Internacional Norma Editorial (España), con “La Danza de la Conquista”. Dicha obra ofrece una visión del género fantástico sobre la Conquista de México, entiéndase así que no es de carácter histórico, sino un universo posible dentro de la ficción. Treviño nos presenta un mundo alternativo donde existen seres mitad hombres y mitad animales, no por nada llamados Antropomorfos, que son esclavos de los seres humanos, aspecto que desde un principio causa cierta intriga en el lector, puesto que dichos seres tienen mayores atributos físicos, tal es el caso del protagonista de la novela: Xolo, un ser mitad hombre, mitad Xolescuincle que al parecer tiene la iniciativa que no poseen los de su raza. La historia se desarrolla en una Tenochtitlan arrasada por la sequía y nos muestra a un Emperador Motecuhzoma con una actitud psicológica muy diferente a la del personaje histórico, ya que aquí se mostró muy dudoso de que los recién llegados fueran Dioses y mantuvo una actitud de auténtico gobernante.

También se mencionan aspectos un tanto relacionados con la historia, como lo fue la determinación de los aztecas para hacer la guerra con otros pueblos aledaños que en este caso fue en busca de alimentos, no del todo un dato inverosímil, ya que este fenómeno fue muy común entre los pueblos prehispánicos. Pero en definitiva nos encontramos ante una obra de ficción total. En aspectos de literatura resulta totalmente valido y original crear un mundo fantástico con fundamentos de hechos históricos, al respecto se puede explicar con la propuestas del escritor Italo Calvino sobre la literatura del Siglo XXI: levedad, rapidez, exactitud, visibilidad, multiplicidad y el arte de empezar y el arte de acabar, al respecto quiero comenzar con una cita sobre la primera que comprueba lo anterior en relación a la historia de la conquista de México:

“Acostumbrado a considerar a la literatura como búsqueda de conocimiento, para moverme en el terreno existencial necesito considerarlo extensivo a la antropología, a la etnología, a la mitología.

A la precariedad de la existencia de la tribu –sequías, enfermedades, flujos malignos- el chamán respondía anulando el peso de su cuerpo, transportándose en vuelo a otro mundo, a otro nivel de percepción donde podía encontrar fuerzas para modificar la realidad. En siglos y civilizaciones más cercanas a nosotros, en las aldeas donde la mujer soportaba el peso mayor de la vida de constricciones, las brujas volaban de noche en el palo de la escoba o en vehículos más livianos, como espigas o briznas de paja. Antes de ser codificadas por los inquisidores, estas visiones formaban parte de lo imaginario popular o, digamos, también de lo vivido. Creo que este nexo entre levitación deseada y privación padecida es una constante antropológica Este dispositivo antropológico es lo que la literatura perpetua” (CALVINO, Italo (1998), Seis Propuestas para el Próximo Milenio, España: Siruela, Primera edición en castellano. Pp. 41.).

Dicha propuesta sugieres a la levedad como un elemento trascendental en la Literatura en oposición al peso, en cierta forma muy presente en “La Danza de la Conquista” en el contexto que Xolo, no quiso cargar con el peso impuesto a los de su raza, con la imposición de Dioses, ni con una serie de elementos que literalmente lo hicieron flotar en la última entrega de la serie al encontrarse con una entidad que le devolvió la esencia a los antropomorfos.

Aunque quizás la propuesta más latente de dicho autor italiano en la obra de Treviño sea la visibilidad. En el sentido que esta narración no es en prosa, sino en imágenes secuenciales y no se podría entender de otra forma, puesto que es por medio de dicho elemento que se manejan una serie de signos propios del lenguaje del cómic, propios de una estética mexicana y propios de un estilo personal de autor que no podrían funcionar igualmente si se narraran por medio de la prosa, como en la sensualidad de la hembra antropomorfa de Xolescuincle que prepara al protagonista para su sacrificio humano, la gesticulación de los diversor personajes, la mirada de los villanos, entre otros muchos aspectos que son el resultado de un arduo trabajo en el dibujo. Muy acertadamente el mismo Italo Calvino contó su propia vivencia dentro del cómic:

“En los años veinte el Corriere dei Piccoli  publicaba en Italia todos los cómics norteamericanos más conocidos de la época: Happy Hooliga, The Katzenjarmmer Kids, Felix the Cat, Magie and jiggs, rebautizados todos con nombres italianos. Y había series italianas, algunas de excelente calidad por su gusto gráfico y estilo de época. En aquel tiempo en Italia el sistema de los balloons con las frases del diálogo no era todavía un recurso habitual (comenzó en los años treinta cuando se importó Mickey Mouse); el Corriere dei Piccoli redibujaba las historietas norteamericanas sin los bocadillos, que eran sustituidos por dos o cuatro versos rimados al pie de cada imagen. Pero yo, que no sabía leer, podía prescindir perfectamente de las palabras, porque me bastaban los dibujos. Vivía  con esta revistilla que mi madre había empezado a comprar y a coleccionar ya antes de mi nacimiento y que hacía encuadernar por años. Me pasaba las horas recorriendo las imágenes de cada serie de un número a otro, me contaba  mentalmente las historias interpretando escenas de diversas maneras, elaboraba variantes, fundía cada episodio en una historia más vasta, descubría, aislaba una serie con otra, imaginaba nuevas series en las que los personajes secundarios se convertían en protagonistas” (CALVINO, Italo (1998), Seis Propuestas para el Próximo Milenio, España: Siruela, Primera edición en castellano. Pp. 99.).

Es en dicha propuesta sobre lo visible en que expone que por lo normal el narrador en prosa, siempre visualiza con su mente como serán sus personajes, el escenario y muchos otros aspectos que al narrarlos, son visualizados de otra manera por la mente del lector creando diversos universos, la ventaja del cómic, sin que por ello compita con la prosa o trate de reemplazarla, es que el autor por medio de la estética de la imagen hace visible todo lo que verdaderamente está en su perspectiva de autor, sin riesgo a que haya una falsa interpretación por parte del lector, tomando en cuenta que aquí nos muestra un universo posible único, pero en donde son validos ciertos aspectos que en la realidad no pueden ser verosímiles dentro de la historia. Un ejemplo es el uso de una misma lengua, cuando es bien sabido el problema de interpretación de la Conquista de México, en donde fue tan importante la participación de la “Malinche”, dicho aspecto está presente incluso en la interpretación por escrito de la misma, aspecto que concuerda con la propuesta de la exactitud narrativa, entiéndase dentro de las capacidades de la ficción y no de la verosimilitud histórica. Exactitud presente también al establecer una esclavitud global de estos seres antropomorfos, mostrar coordenadas de viaje, diferencias en atuendos y demás elementos propios que deben de existir para que un mundo ficticio tenga una coherencia en su representación.

Sólo faltaría la rapidez y la multiplicidad, presente la primera en el ritmo narrativo que hace que en las primeras páginas conozcamos quién es el protagonista y prácticamente todo lo que necesitamos saber del mismo, así como su papel de héroe. El ritmo nos muestra tres volúmenes que pueden ser disfrutados por sí solos muy al estilo de la mini series europeas, pero que al entrelazarse manejan una serie de hilos narrativos, propios de la novela como tal, además de causar una serie de intrigas como en la aparente muerte del ya mencionado protagonista en el segundo volumen. Para dar una conclusión general en la tercera y última entrega.  La multiplicidad es un factor radical en la conclusión, en el momento en que los antropomorfos recuperan la esencia de la vida para ya no ser esclavos, de hecho ese es el desenlace propuesto, muy al contrario de lo que ocurrió en la verdadera conquista hispanoamericana, en donde el dominio europeo fue inevitable. Por lo que hay un doble manejo de la multiplicidad de contenidos, pues sin necesidad de confrontarla, invita al mexicano a conocer la verdadera Conquista que investigadores como Miguel León Portilla ya han analizado a fondo, además de meditar sobre ciertos aspectos chamanicos muy de moda actualmente y arduamente utilizados en terapias psicológicas como la Gestalt.

Por lo que a manera de conclusión “La Danza de la Conquista”, es una innovación en la novela gráfica mexicana que demuestra nuevamente que dicho género tiene todos los elementos propios de la novela en prosa y el hecho de que sea en base a imágenes no disminuye su valor literario, ni gráfico-estético. Y sobre las propuestas desarrolladas, sobra decir que fueron una serie de conferencias que el autor no alcanzó a impartir en la Universidad de Harvard, puesto que falleció de hemorragia cerebral de manera repentina antes de terminar la última propuesta, en la edición en castellano se suele incluir a manera de apéndice un texto inédito del autor: “El Arte de Empezar y el Arte de Acabar”, de donde cito lo siguiente sobre los aspectos de comenzar y terminar una obra, aspecto trascendental en el mundo de la historieta:

“A lo mejor es esta ansia por el problema del empezar y del acabar lo que ha hecho de mí más escritor de short-stories que de novelas, como si no lograse convencerme de que nunca de que el mundo elucubrado por mi narración es un mundo en sí, autónomo, autosuficiente, donde cabe instalarse definitivamente o al menos durante largos plazos. En cambio, continuamente se apodera de mí el deseo de abordar ese mundo hipotético desde fuera, como uno de los tantos mundos posibles, una isla en el archipiélago, un cuerpo celeste en la galaxia. Mi problema se podría enunciar así: ¿es posible contar una historia frente al universo? ¿Cómo se puede aislar una historia singular si ésta entraña otras historias que la surcan y la condicionan, lo mismo que éstas a otras, hasta abarcar el universo entero? ¿Y si no es posible abarcar el universo en una historia, cómo se puede, a partir de esta historia imposible, lograr historia que tengan un sentido cabal?” (CALVINO, Italo (1998), Seis Propuestas para el Próximo Milenio, España: Siruela, Primera edición en castellano. Pp. 140.)

A manera de conclusión es curioso este cuestionamiento y más la aplicación que a todos estos universos posibles han tenido dentro del Cómic de los últimos tiempos, contando historias frente al universo, aislando historias singulares entrañadas en otras historias, abarcando universos en historias imposibles y logrando que tengan un sentido cabal. Ejemplo trascendental es “La Danza de la Conquista”, al contar una historia frente a un universo histórico y de mucho peso cultural como lo es la conquista, dentro de la novela la historia singular es la rebelión del Xolo que al final abarca todo el universo antropomorfo, esta narración en el universo de lo verdaderamente ocurrido es totalmente imposible, pero tiene un sentido muy cabal, al mostrar de nuevo al mexicano no sólo lo que es, sino hasta donde puede llegar. Por lo tanto la obra de Raúl Treviño es una de las más innovadoras novelas gráficas mexicanas de los últimos tiempos.

Sobre el autor: Gerardo Martínez Acevedo, “Efrén Bantú” (Matehuala, SLP, 1980) – Ha sido actor de teatro, locutor de radio y actualmente es feliz como profesor de bachillerato y dando talleres de historieta para niños, fue fundador de la revista P.U.T.A, primera publicación de cómic underground de Jalisco. Ha colaborado en las revistas Matices de Alemania, Characato Cómics de Perú y actualmente escribe el guión del cómic “Guadalajara 2040”. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s