Vida real

Estaba enfrentándome contra una página en blanco, y ella estaba ganando. Mientras más me esforzaba en escribir menos inspiración sentía. Una constipación mental.

Me froté las sienes hasta que me dolieron, levanté la vista de la página en blanco y observé penetrar a través de la ventana el sedoso reflejo de la luna llena. Mis padres se hallaban corriendo desnudos por el jardín, preparándose para fornicar, transformados en su intimidante forma licántropa. Comenzaron a aullar. Ellos bloquearon el gen de la licantropía en mí desde antes de nacer. Me dieron a elegir.

Abrí una bolsa de gusanos enchilados mientras veía el televisor, presentaban las aburridas noticias de siempre; descubrieron el gen que nos permitirá tener sueños lúcidos a voluntad, el hoyo negro encontrado en el corazón de Júpiter lo seguía devorando a un ritmo constante, las bacterias comecarne continúan haciendo destrozos en el mundo y encontraron una pareja de unicornios, perdidos en el corazón de la selva nicaragüense. ¿Cómo me voy a concentrar para escribir, con tanto ruido inconsecuente?

Katrina descendió volando a mi ventana, con una mochila en la espalda de la cual salían dos pares de alas transparentes de tonalidad verde, parecidos a los de una libélula. Era hermosa, con sus enormes ojos rasgados maquillados como una egipcia y sus largas orejas puntiagudas llenas de aretes. Fingía todo el tiempo que no sabía que la amo. Su sonrisa asesinó mi apatía.

—Hola, guapo. ¿Por qué no te has preparado?
—Hola, Kat. Estoy intentando escribir. Creo que no voy a poder ir con ustedes.
—Me prometiste que irías. ¿Vas a romper tu promesa? Todos están en el auto —señaló un convertible eparcado en la acera de enfrente, donde estaban discutiendo un hombre tigre, un robot y una arpía.
—No lo sé, todavía no acabo mis deberes —señalé patéticamente la hoja en blanco.
—Eso puede esperar. ¿Pero cuántas veces en tu vida podrás presenciar lo que ocurrirá hoy?

Al final se cumplió su voluntad, como siempre, y me hizo acompañarlos. Nos acomodamos, junto a miles de otros muchachos, en la hierba de un estadio de béisbol abandonado. El enorme contador holográfico marcaba tres minutos para que iniciara el evento. Sentía mucha ansiedad, los demás chicos del grupo habían ido a comprar unas bebidas.

—Kat, hay algo que quiero decirte —dije con voz temblorosa.
—¿No puede esperar? Faltan solamente dos minutos para la apertura —me respondió sonriendo.
—Si no lo digo ahora no tendré el valor después —escaparon las palabras por el nudo en mi garganta.

Antes de que pudiera decir algo más el cielo se rasgó como una herida. Un ojo infinitamente grande que se abre, su esclerótica es el profundo mar estelar y el iris la roja superficie de Marte. El hueco en el cielo fue cruzado por un carguero de la colonia marciana. La humanidad había roto la barrera de la distancia, atestiguamos el primer paso hacia los océanos siderales.

Lanzaron los fuegos artificiales y todos comenzamos a aplaudir. Katrina me abrazó, cuando la besé no me rechazó. Olvidé el escrito, olvidé la nave y me concentré tan sólo en ese instante. Efímero e infinito.

Sobre el autor: Jaime Tello – Ingeniero en automatización, lee ciencia ficción desde niño, tiene un blog de reseñas de literatura (http://eljardindelsuenoinfinito.blogspot.mx) ha sido publicado por Papeles de la manscupia, Revista Hiperespacio y Penumbria.

Anuncios

2 comentarios sobre “Vida real

  1. Me gusta, hay cosas más importantes que lo que todo el mundo cree que es importante.

    Ahora, una observación: Una “constipación” es un resfriado común, y a lo que te refieres en el primer párrafo es a “constipation”, que en inglés se refiere al estreñimiento. Es uno de esos falsos amigos, que en inglés son tan parecidos a palabras en español que pensamos que son la misma, como “library” (biblioteca) por “librería” o “sympathy” (compasión) por “simpatía”, entre otros. Ahora, comparar la bloqueo del escritor con estar estreñido supone que el acto de escribir es igual al de defecar. En el caso de Coelho o Susan Collins, sí lo creo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s