Robot y Frank

Consideremos el caso del perro doméstico: tras siglos de selección y cruza, el lobo salvaje se transformó en las distintas especies de perros que hay en todo el mundo. Se convirtieron en el mejor amigo del hombre, apareciendo en todo tipo de historias, en una infinidad de roles.

Por eso no sorprende  ahora que los robots están a punto de lograr la independencia de decisión y movilidad con que la ciencia ficción siempre ha soñado. Ellos tendrán todo tipo de roles, no sólo en la ficción, sino en la vida real también.

Robot & Frank es una película estrenada en Agosto de 2012, escrita por Christopher D. Ford y dirigida por Jake Schreier como su ópera prima.

La película inicia en el futuro cercano, con Frank Weld (Frank Langella), un anciano que vive en las afueras de un pueblo de EE.UU., quién tiene problemas con su memoria, además de una compulsión por robar.

Su hijo Hunter (James Marsden) quiere llevarlo a un asilo pero Frank se niega. Hunter entonces abre la cajuela de su auto y saca un robot muy parecido al ASIMO de Honda (Peter Sarsgaard). El robot está programado para cuidar a Frank y mejorar su salud física y mental, a pesar de sus protestas, y las quejas a su hija Madison (Liv Tyler).

Con el paso de los días, Frank se acostumbra a que el robot lo acompañe a todas partes, hablando con él como si fuera otra persona. En este futuro, los robots ya son cosa familiar, tanto que incluso hay uno en la biblioteca, atendida por Jennifer (Susan Sarandon), quién tiene una relación de amistad con Frank.

La biblioteca se encuentra en medio de una remodelación, ya que todos sus libros serán digitalizados y puestos en la internet, y convertida en un espacio de aprendizaje por realidad aumentada. Esto no le agrada mucho a Frank, a quien le disgustan los cambios, pero muta de opinión al darse cuenta que es una buena oportunidad para ejercitar su afición al robo.

Frank descubre que el robot puede ser su cómplice, al ver que este le ayuda a robar un jabón ornamental de una tienda, un acto que no viola ninguna de las Tres Leyes de la Robótica de Isaac Asimov.

El robot aprende de Frank el arte de abrir cerraduras, aceptándolo como un hobby necesario para su terapia ocupacional. Frank revela que cumplió dos condenas en prisión por robar joyas, razón por la que no tiene una buena relación con sus hijos.

Ambos personajes se escabullen en medio de la noche en la biblioteca y roban un valioso ejemplar de Don Quijote de la Mancha. A estas alturas de la película es obvio que Frank necesita la ayuda de otros por más que se niegue a aceptarla. No sólo tiene problemas con sus recuerdos más antiguos, sino también con otros mucho más recientes.

Susan invita a Frank a una función benéfica en la renovada biblioteca, en la que Frank planea regalarle el libro. Después de una divertida conversación entre Robot y el Señor Darcy, el robot de la biblioteca, Frank es advertido por Jake (Jeremy Strong), quién está al frente de la renovación, que no es bienvenido de vuelta al edificio.

A Frank esto le parece bien ya que ha encontrado un nuevo blanco: las joyas de la esposa de Jake, las cuales guardan en su casa en las afueras del pueblo. El robot no está de acuerdo en ayudar a Frank con otro robo ya que va en contra de su propósito primario de asegurar su bienestar.

Al final el robot accede a ayudarlo si Frank le presenta un plan infalible con el que no los puedan atrapar. Pero es entonces que Madison visita a su padre decidida a quedarse con él un tiempo y cuidarlo, apagando al robot con una contraseña.

Frank se queda entonces no sólo sin su cómplice, sino sin alguien que había llegado a ser su mejor amigo, a pesar de que el robot insiste varias veces en que no es una persona real.

El resto de la película es muy buena, con un final que es feliz, y a la vez te romperá el corazón.

Frank Langella da una excelente actuación, dando vida a un personaje que cae bien, pero también te exaspera, e incluso muestra un egoísmo tal, que no te extraña que su hijo mayor se cansara de lidiar con él.

El robot fue diseñado por Alterian Inc., los mismos que hicieron los cascos del grupo Daft Punk. La actriz Rachel Ma fue la encargada de darle vida con sus movimientos, quedando justo como los de los robots que hay en la actualidad, pero con mayor fluidez y fineza.

Una película muy bien hecha con un tema que es cada día más relevante, teniendo en cuenta que la población de muchos países está empezando a conformarse por gente de la tercera edad, con menos personas jóvenes que se ocupen de ellos.

Los créditos de la película muestran videos de robots de la actualidad, haciendo todo tipo de tareas que antes parecían imposibles. Si crees que la amistad se puede encontrar en los lugares menos inesperados, échale un ojo a esta película.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s