“Nyctelios” 2015 Mención Honorífica – “La Esfera”

Despertó ese día ante el reflejo distorsionado de su rostro. Después de lanzar algunos manotazos y agitarse hasta caer de la cama, se dio cuenta que había una esfera plateada flotando frente a su cara.

Intentó alcanzarla, pero la esfera se escabulló frente a sus dedos como una burbuja que se intenta atrapar en el aire. Siempre unos centímetros delante de su mano.

Dejó a la esfera flotar sola y esta se asentó sobre su cabeza. Se vio en un espejo y allí le calculó unos diez centímetros de diámetro y flotando a unos cinco centímetros sobre sus cabellos. Parezco un ángel, se dijo en voz alta, pero no se sentía diferente.

Encendió el televisor y las noticias estaban reportando el fenómeno. Aparentemente era algo mundial, millones de personas tenían una esfera plateada sobre sus cabezas. Un científico entrevistado comentó que las esferas aparecieron de la nada tan sólo un par de horas antes, incluso en lugares donde era de día. Simplemente aparecieron.

Decidió que eso no era excusa para no ir al trabajo. La esfera no le estorbaba en sus labores y de hecho vio un par más durante el día. Las preguntas constantes cesaron justo después de la hora de la comida. El fenómeno se había vuelto común en unas horas.

Entró al baño y revisó a la esfera más detenidamente. Su reflejo era mucho más claro que en el espejo, allí pudo ver de nuevo esa imagen distorsionada de sí en pequeño. Eso que tanto susto le había causado.
Acercó sus ojos al espejo para ver más de cerca y vio su cara allí en la esfera, sonriendo.

Gritó y cayó hacia atrás, la esfera reaccionando para mantenerse sobre su cabeza. Con sus manos intentó alejarla, pero no pudo hasta que sus compañeros sostuvieron sus brazos y le preguntaron si estaba bien.
Respondió que lo estaba, que sólo fue un pequeño susto. Aunque todavía sin poder creer que una sonrisa así haya aparecido en su reflejo. Eso distrajo su trabajo y comenzó a cometer errores que no pasaron desapercibidos. Al final del día y una vez que todos sus compañeros se habían ido, su jefe comenzó a gritarle como era casi todos los días.

Apretó los puños, agachando la cabeza y aguantando como siempre. Pero ahora había algo diferente, comenzó a sentir la esfera plateada sobre su cabeza no como algo externo, sino como una extensión de sí mismo. Su jefe vio su cara de distracción y le agarró la cara para hacer que lo viera directo a los ojos.

Gruñó como respuesta y todos sus pensamientos de odio ocuparon su mente. Casi al instante la esfera plateada se incrustó en la cara de su jefe. No tuvo tiempo de reaccionar cuando la esfera flotó dejando un hueco sangrante donde pedazos de hueso caían sobre lo que quedaba de un rostro.

Llegó a su casa casi corriendo, el horror que acaba de presenciar revoloteando sin cesar en su cabeza. Pensando si le creerían que la esfera había actuado por sí misma. Pasó horas hasta que pudo dormir, esperando cada minuto el golpe y la entrada de la policía que nunca llegó.

Encendió la televisión, pero no fue de ayuda. Reportes de ataques a gente con esfera se multiplicaban mientras otros comenzaron a llamarlos elegidos. ¿Elegidos por qué? Todo lo que quería era deshacerse de esa cosa lo antes posible. Ese pensamiento lo acompañó hasta el sueño.

Despertó el siguiente día ante el reflejo distorsionado de su rostro. Levantó su mano y se topó con una barrera transparente. Después de lanzar algunos manotazos se dio cuenta que la barrera era una esfera que se cerraba aplastándolo poco a poco. Sus gritos hacían eco en el cada vez más pequeño espacio. Sus piernas se doblaron al revés y su columna estalló entre sus hombros dislocados. Lo último que vio fue su propio rostro abriendo los ojos en su cama.

Eso abrió los ojos, vio el cuerpo destrozado dentro de la esfera transparente y sonrió.

 

Sobre el Autor José Talamantes: Nacido en Guadalupe, Nuevo León, en 1979. Egresado de la Licenciatura de Ciencias Computacionales por la UANL. Devorador de libros. Diseñador de sistemas en sus tiempos libres. Ha publicado cuentos en la antología de autores radicados en Nuevo León, “Mundos Remotos y Cielos Infinitos”.

Anuncios

4 comentarios sobre ““Nyctelios” 2015 Mención Honorífica – “La Esfera”

  1. People as said before love eating stuffs so when we realize in business, in case you give what are the people want, you
    will definately get the most volume of customers inside your hand.
    The event won’t leave a stimulating influence on the
    attendees if the your meals are not mouthwatering. This
    dish is made with prawns blended with seasonings and blended
    with sauteed greens. http://cgi.music.geocities.jp/k_orchestra_2007/33609kbbs/bbs/yybbs.cgi

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s