“Nyctelios” 2015 Tercer Lugar – “El Carrusel”

Habían pasado casi veintidós años desde el incidente, y allí estaba Billy, frente a esa desquiciada feria que le arrebató a su hermanito. Siempre pensaron que el pequeño Tom se había perdido o lo habían raptado, pero Billy no; Billy vio cuando su madre dejó a Tom sobre un brillante caballo negro del escalofriante carrusel, le vio sonreír y mover la manita. Su madre le encargó que lo cuidara, y así lo habría hecho, pero no pudo, porque cuando el carrusel dejó de girar el caballo negro ya no llevaba ningún jinete, y juraría por su vida que se le había formado una enorme sonrisa. Ahora con treinta años, una pistola y un poco embriagado, Billy estaba decidido a hacer algo en nombre del pequeño Tom.
Atravesó el lugar observando juegos como el tiro al blanco, derribar latas, pescar en el estanque de juguete, bingo. Luego estaban algunos puestos de comida; hot-dogs, manzanas con caramelo, algodón de azúcar y pizza. Por ultimo estaban los juegos mecánicos; el barco, la gigantesca rueda de chicago, una pequeña montaña rusa y el carrusel para niños. Sintió que algo dentro de él se derrumbaba cuando vio a esos animales con perturbadores rostros, con ojos que parecían observarlo.

No había absolutamente nadie más que él en todo el lugar, esta vez la feria era sólo de Billy y la imagen de su hermanito en su cabeza. Se acercó al carrusel y pudo distinguir el caballo en el que Tom se había sentado, ¡sí! , cómo olvidarlo. Hasta parecía que lo insultaba y se burlaba de él.

¿Qué ha pasado con el bastardito de tu hermano, Billy? ¿Acaso tú y tu familia piensan que está en el cielo?
Billy se cubrió los oídos a pesar de que nadie hablaba y lanzó contra el rostro del caballo una botella de cerveza casi terminada.
¡Cállate!, ¡Maldito! Oh, Tom, hermanito se lamentaba mientras caía al suelo de rodillas. Entonces un sonido de metal rechinando interrumpió su llanto. Sí, el carrusel había empezado a girar.
Era confuso, turbulento. Se escuchaban carcajadas de niños a medida que la maquina aumentaba velocidad al girar. Entonces, unas voces demoníacas lo llamaban: Vamos, hay tantos infiernos que visitar, ellos no sufren, ellos están atrapados de por vida, nunca ascenderán al cielo. ¿Injusto? La verdad no. Tenemos derecho de adueñarnos de algunas almas, como la putrefacta alma de tu hermano jaaaaajaa.

Billy sabía que de algún modo todo terminaría mal pero ya no importaba, su hermano desaparecido hace veintidós años, la muerte de su madre provocada por una úlcera gástrica cinco años atrás. No le importaba su vida, mucho menos su alma. Se levantó del suelo tambaleándose, se acercó y el carrusel paró, como invitándolo a pasar, se subió a un tigre que parecía ser para niños grandes.
El carrusel giró y después de un momento paró, estaba en otro lugar, todo era niebla, frío a la orilla de un río con poca corriente. Una niña de rubio cabello estaba inclinada observando el agua, él intentaba acercarse, pero ella se lanzó y la corriente la arrastró y despedazó contra una roca.
Era demasiado para él, volvió a subirse, a un elefante de doble asiento esta vez. Cuando paró de girar estaba en una cocina, unos gemelos de algunos tres años jugaban en el suelo, gateando. Los quiso sacar de aquel lugar pero uno de ellos tropezó contra un gabinete haciendo que los afilados cuchillos se deslizaran hacia su delicada piel.

Cada animal lo llevaba a un lugar donde el alma de un pequeño era torturada para toda la eternidad.
Decidió montar el caballo negro, el de Tom. Cuando dejó de girar, vio una sombra que salía de un arbusto. Disparó y vio la sangre correr y buscó a Tom para llevárselo de vuelta. Pero no había nadie más en el lugar. Sólo él y el cadáver de su pequeño hermano, asesinado por él mismo. El carrusel desapareció y Billy encontró su propio infierno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s